Cómo hacer un disfraz de indio con bolsa de plástico

0

jueves, 16 de febrero de 2017

Una buena idea de disfraz familiar para disfrazarnos todos juntos es caracterizarnos de indios, una estupenda opción para un disfraz de grupo.

Tocado indio

Un amiga nos prestó disfraces para todos menos para Bruno que era un pequeñín de tres años por entonces. Así que se me ocurrió hacer este disfraz de forma fácil y sencilla sin tener que coser.

Hacer este disfraz de indio es casi casi como hacer una manualidad. Es muy sencillo, así que lo pueden hacer los niños. Es una buenísima opción para un taller de manualidades de temática carnavalesca o disfraces.

Materiales y herramientas para hacer disfraz de indio con bolsas de plástico

  • Bolsas de plástico para disfraz: Tendrán que ser de tamaño acorde a la persona para la que se elabore el disfraz. La bolsa debe ser de plástico fuerte y que no sea traslúcido. En el mercado hay bolsas de plástico específicas para este tipo de fines, de todo tipo de colores e incluso con estampados especiales para disfraces de animales salvajes por ejemplo.
  • Washi tape: Estas cintas sirven para todo, ya te he mostrado en otras ocasiones otros usos y yo las tengo en casa y puedo echar mano de ellas en cualquier momento, son muy muy útiles.
  • Gomets: Quizás no te acuerdes de este tipo de pegatinas pero suelen ser de uso escolar para trabajos de fichas o decoraciones de manualidades.
  • Tijeras.
Disfraz de indio con bolsa de plástico

Elaboración de disfraz de indio con bolsas de plástico

  1. Cortar una porción de la parte inferior de la bolsa que será el cuello del disfraz. Para que sea más fácil meter el disfraz haz también un corte perpendicular que haga la abertura más amplia.
  2. Hacer un corte perpendicular en los laterales para que permita sacar los brazos. Desde ahí hacer flecos hacia adentro.
  3. Cortar el inferior del disfraz acorde a la longitud deseada y hacer flecos.
  4. Decorar con Washi Tape y gomets al gusto haciendo motivos geométricos de estilo indígena. Se pueden probar distintas opciones gracias a que se pega y despega muy fácilmente.
  5. Para el tocado indio puedes  hacer una cinta como la que yo llevo en la primera foto y que la puedes elaborar aprovechando el material sobrante cortado del inferior del disfraz y decorarla con Washi Tape y gomets de tal forma que conjunte con el disfraz. Otra opción es que te hagas con unas coronas de plumas como las que llevamos en la foto inferior.


Familia disfrazada de indios

Ya me has podido ver al más estilo Pocahontas con los más indios de la familia.

Además, estos disfraces de bolsas de plástico para grupos son cada vez más comunes y en mi opinión son muy económicos, cómodos y sufridos. Te permite llevar la ropa que quieras debajo para ir bien abrigado si es invierno y si llueve es un impermeable estupendo.

¿Qué mejor momento para hacer el indio que carnaval? A mí no se me ocurre ninguno mejor, ¿te animas?

Trucos para combatir el constipado y la gripe

1

viernes, 10 de febrero de 2017

En invierno las bajas a causa de gripe y constipados no son pocas. El resfriado es una de las enfermedades más comunes y normalmente dura entre 3 y 10 días. De media, pasamos 21 días al año resfriados. No es de extrañar si tenemos en cuenta que hay más de 200 virus que pueden causar el constipado ¿A que no te imaginabas que fueran tantos?

Y es que, como los virus entren en la familia, pueden causar verdaderos estragos. Los adultos nos solemos resfriar entre dos y cuatro veces al año y los niños desde cinco hasta diez veces al año.

Mujer acatarrada

Nosotros en casa de momento nos estamos librando. La verdad que mis hijos mayores no suelen ponerse malos. Ángela ya cubrió el cupo de tiempo convaleciente el primer cuatrimestre de la guardería, no hizo ni una semana completa sin ponerse mala. Por suerte esos tiempos parece que ya han pasado.

Los resfriados son más frecuentes en épocas en otoño e invierno, porque al estar más tiempo en espacios cerrados a causa del frío, nos vemos más expuestos al contagio. En realidad, podemos resfriarnos en cualquier época del año, si nos encontramos expuestos al virus.

Que los niños se pongan malos es un auténtico fastidio. Pero aún hay algo peor, y es que tú también te pongas enferma y te toque seguir con la vida diaria como si nada. Por no hablar ya de cuidar a tus hijos cuando tú misma estás que no puedes ni con tu alma, la peor forma de combatir un constipado. Así que te voy a dar trucos para luchar contra los virus y minimizar todo lo posible los síntomas del resfriado.

  1. La cebolla para combatir los mocos

    Escribí un artículo sobre este truco hace muchísimo y es uno de mis artículos más visitados. Si bien es cierto que no hay evidencia científica de su eficacia (supongo que un estudio de este tipo quizás no sea interesante), tampoco de que no sea efectiva y yo tengo mi evidencia totalmente empírica y esa para mí es totalmente irrefutable.
Cebolla para combatir los mocos y la tos
  • Hasta el testarudo del abuelo ha terminado claudicando ante la propia experiencia. Llevaba días sin poder descansar en condiciones por la tos y al final accedió a probar. Después de poder dormir plácidamente, ahora no se olvida de ponerse la cebolla ni una noche.

    Además, nuestra pediatra me explicó que la cebolla tiene un derivado del azufre que es un mucolítico natural. Hay que tener en cuenta que las cebollas que hay que utilizar son las que pican y nos hacen llorar.

    Pero como no podemos cuantificar la dosis por cebolla, lo ideal es partirla en muchos trozos y rociada con sal para que suelten la mayor cantidad posible.

    Ni que decir tiene que a la mañana siguiente la cebolla va a la basura y ventilo la casa de par en par, que es otra muy buena costumbre para limpiar el ambiente de virus y que se vaya el olor a cebolla.

  1. Dejar que la fiebre haga su trabajo

    La fiebre no es una enfermedad, sino que es un mecanismo de nuestro cuerpo para defendernos de las infecciones causadas tanto por virus como por bacterias. Es por eso que, salvo que tengamos gran malestar o dolor, en casa evitamos los medicamentos antitérmicos.
Dejar que la fiebre haga su trabajo

  1. La vitamina C no previene el resfriado pero lo acorta

    En mi infancia me he hinchado a zumos de naranja, mi madre es de las que cree firmemente que la vitamina C te protege de los virus. Boticaria García aclara que la vitamina C sólo puede acortar el resfriado en un día de duración, pero no prevenirlo.
Vitamina C en la fruta
  • En casa, hace tiempo que dejamos la adicción a los zumos de frutas, porque aún los naturales también tienen azúcar y nos perdemos una parte estupenda de la fruta como es la fibra, así que ahora sólo tomamos frutas enteras. Además, el kiwi contiene hasta el doble de vitamina C que la naranja, eso sí, compramos kiwi asturiano y no australiano, que hay que apostar por el consumo responsable y de proximidad.

  1. Cortagrip previene y minimiza los síntomas

    Te voy a hablar de Cortagrip como una opción más o complemento que puedes probar. Se trata de un spray bucal que previene y acorta los síntomas del resfriado al formar una una película protectora que cubre la mucosa en la boca y la garganta, que ayuda a evitar que los virus entren en el organismo.
Cortagrip
  • Cortagrip combina la acción del glicerol y la enzima tripsina (procedente del bacalao). Es muy fácil de usar, dos pulverizaciones son una dosis. Además, te puedo asegurar que no tiene ningún sabor extraño a pescado ni nada parecido. En todo caso tiene un gusto un pelín dulzón, con lo que los niños no tienen ningún problema en tomarlo.

    Se puede utilizar cada dos horas y hasta un máximo de seis veces al día
    . Así que en temporada gripal, es, junto con las llaves del coche y resto de enseres imprescindibles, algo que no puede faltar en tu bolso.
Cortagrip en tu bolso
  • Es apto para adultos y niños a partir de cuatro años, así que en casa estamos cubiertos cuatro de cinco, no está mal ¿no crees?
Y tú ¿qué trucos usas para no sucumbir a los mocos y la tos?

Ideas de vinilos para dormitorios infantiles y juveniles

0

martes, 7 de febrero de 2017

Una de las cuestiones que es habitual plantearse en cuanto a decoración de dormitorios infantiles y juveniles es qué poner en las paredes. Los vinilos son una buenísima opción, fácil de instalar y económica que te ayudarán a crear el ambiente que desees.

Vinilos para dormitorios infantiles y juveniles

En Pixers tienen tantísimos modelos y todos tan bonitos que te costará decidirte. Pero yo he hecho una selección para ayudarte un poquito.

Vinilos para habitación de bebés

A mí personalmente para la habitación de los bebés me gusta evitar los motivos excesivamente infantiles. Y es que, si bien es cierto que un vinilo se puede cambiar con mucha facilidad, la etapa de bebé en su propia habitación es muy corta si le quitas los meses que probablemente tu bebé ha pasado o pasará en tu propio dormitorio.

Es por eso que aún buscando motivos infantiles me gusta que tengan un toque algo diferente, fuera de lo que estamos acostumbradas a ver para bebés. Algo especial como estos encantadores rostros gatunos ¿no te parece?

Vinilo de gatos para habitación de bebé

En esa misma línea va este vinilo de gatos, modernos y divertidos. Me encanta su combinación de colores. También me gusta mucho salir de los clásicos diseños de bebé niño o niña, por eso he querido enseñarte este tipo de vinilos.

Vinilo de gatos

Si hay algo que verdaderamente me encanta en cuanto a decoración de dormitorios infantiles es introducir elementos que se podrían poner en espacios de adultos y es que es lógico decorar la habitación de tus hijos con algo que te gustaría para ti misma. Así pasa con este vinilo lleno de colorido que decora esta habitación de bebé.

Vinilo artístico para habitación de bebé

Vinilos para habitaciones juveniles

En cuanto a habitaciones para niños más mayores, no podría dejar de seleccionar vinilo de mapamundi. Es un motivo que me encanta, una fantástica forma de enseñar a tus hijos geografía sin proponértelo, tal y como lo hacen mis hijos en casa con el mapa de España que tenemos por mantel. Igualmente también me encantaría para la habitación de bebé. Es uno de esos vinilos que en realidad te encaja en muchos espacios, en una habitación de despacho, también.

Vinilo de mapa mundi

A la mayoría de los niños les encantan las mascotas y más concretamente los perros. Tengo una sobrina que se sabe todas las razas de perros y los adora, así que para ella sería perfecto este foto-vinilo de perros.

Foto-Vinilo de perros

Si tu hijo tiene pasión por algún videojuego en concreto, seguro que le encantará ver decorada su habitación con motivos de su pasatiempos preferido, como este vinilo de Angry Birds por ejemplo.

Vinilo de los Angry Birds

Una idea de vinilo, aunque no destinado a las paredes, es la de un vinilo para customizar un mueble y hacerlo único y genuino. Como esta idea de decorar esta cómoda con un vinilo de calcetines y ropa interior que me parece divertidísima.

Vinilo de calcetines para cómoda

Vinilos para las zonas de trabajo de los niños

A la hora de decorar los espacios de la habitación de los niños, por supuesto no hay que olvidarse de su zona de trabajo y aquí te voy a dejar unos cuantos ejemplos.

Me encanta este vinilo que muestra de forma muy divertida cómo el pez grande se come al "chico" y lo hace de una forma que huye totalmente de esos motivos que te comentaba excesivamente infantiles y ñoños.

Vinilo de peces para zona de escritorio

Este vinilo de avión de papel me encanta. Es pequeñito y resulta perfecto para complementar una decoración tal y como ocurre en la imagen.

Vinilo de avión de papel

Este vinilo de calaveras, diamantes y corazones tiene un diseño moderno y actual, perfecto para niñas que quieren renovar la decoración de su habitación con motivos menos infantiles.

Vinilo para escritorio de adolescente

Por su parte, este vinilo de ratoncitos, que da un aire tan vintage a la habitación, me encanta. Un diseño limpio y bonito, que tiene motivos de dibujos animales para niños, de nuevo sin caer en la cursilería.

Vinilo de ratones para escritorio

Y a ti ¿te gustan los vinilos para decorar las paredes de tu casa?

Cómo lavar menos sábanas

0

viernes, 3 de febrero de 2017

Cuando tienes niños reducir el volumen de la colada es fundamental para evitar un poco la locura. Salvo escapes nocturnos, existe una forma de lavar menos sábanas y simplificar esa tarea tan pesada.

Cómo lavar menos sábanas

Cada cuánto tiempo hay que cambiar las sábanas

Yo tenía grabado a fuego que las sábanas hay que cambiarlas cada semana. Sin embargo, según una encuesta realizada por la revista «Women’s Health» entre sus lectoras, hasta un 16% admitía no lavarlas más de una vez al mes y un 32% no cambiaba nunca las almohadas.

La verdad que me sorprendió bastante, porque a todos nos gusta acurrucarnos entre unas sábanas limpias y suaves. Y no sólo influyen para conciliar el sueño, sino que también son importantes para no estar en contacto con ácaros y bacterias o fluidos corporales como saliva y sudor que se acumulan noche tras noche.

Para eliminar todas esas sustancias, los expertos recomiendan lavar las sábanas en agua caliente una vez a la semana o cada quince días como máximo.

Ropa de cama niños

Lavar semanalmente todas las sábanas de un hogar familiar con niños puede complicar la colada. Si además hay escapes nocturnos, algo más frecuente de lo que se admite, es invierno y con días lluviosos, la cosa se puede complicar mucho.

Cuando todas esas circunstancias confluyen, tener sitio para poder secar todas las sábanas mojadas parece misión imposible. Si tienes secadora aún lo puedes solucionar fácilmente, pero si no, te puedes encontrar con la desagradable tarea de tener que deshacerte del olor a humedad en ropa recién lavada. Las bacterias son las que causan el olor a humedad en la ropa y para eliminarlo hay que recurrir a un desinfectante textil.

Humedad en la ropa

Coordina tus juegos de sábanas entre sí

Yo he encontrado una forma bastante eficiente de adaptar la recomendación de los expertos de frecuencia de lavado de sábanas. Así, ni las lavo todas las semanas, ni espero a hacerlo cada quince días que puede resultar demasiado.

Pongo un juego de sábanas nuevo por completo cada quince días, pero a mitad cambio sólo la sábana bajera y la almohada que es lo que más se ensucia por fluidos corporales como saliva y sudor. Y es que los niños en el primer tramo de la noche es frecuente que suden como consecuencia de la bajada de actividad.

Alterno los cambios completos, así una semana cambio completamente las sábanas de los adultos y sólo sábanas bajeras y almohadones de los niños y a la semana siguiente es al contrario. Así no coincide todo el volumen a la vez, se distribuye el trabajo.

Los pijamas los lavamos con mayor frecuencia y no necesariamente a la vez que lavamos las sábanas, y es que además muchas veces se ensucian con comida de la cena o pasta de dientes.

Ropa de cama combinable entre sí

Y ¿cómo se hace esto sin tener un cacao de mezcla de sábanas? Soy de la opinión de que hay que tener las cosas justas, así en casa tengo juegos de sábanas de quita y pon para cada uno. También tengo algún juego para invitados del que puedo echar mano en alguna emergencia (una noche de vómitos por ejemplo), pero si no, con dos juegos de sábanas por persona es más que suficiente para funcionar.

Me gusta que las cosas estén emparejadas, almohadones o sábanas bajeras sueltas no son de ninguna utilidad. Así que cada juego de sábanas tiene su propia funda de edredón, sábana bajera y almohadón. Mi truco es que las sábanas bajeras y almohadones de ambos juegos combinen con ambas fundas del edredón nórdico.

Sábanas de cuna

Además, este truco también es muy útil si en casa tenéis algún escape nocturno y es que con suerte, muchas veces ni se moja el edredón, en cuyo caso cambiar el juego completo no tiene ningún sentido.

Así, además de ahorrar en volumen de colada, en invierno también se reduce el engorro de enfundar y desenfundar el edredón semanalmente para que pase a ser sólo cada 15 días, con lo cual también te ahorras trabajo y también se reduce volumen de plancha. En definitiva, se simplifican las tareas domésticas y sobre todo se ahorra tiempo, que de eso nunca nos sobra.

Y tú ¿con qué frecuencia cambias las sábanas?

Organización familiar: mucho más que unos armarios ordenados

1

lunes, 23 de enero de 2017

Ahora en la red, además de platos apetitosos, bonitos y saludables (esto último no siempre), también se ven espacios impecables y ordenadísimos, y es que después del pornfood viene el porno del orden. Y el orden en un hogar familiar ya parece algo excepcional.

Familia organizada

Reconozco que yo soy un poco exhibicionista en este sentido y diría que casi todas mis buenas amigas han visto mis impecables armarios. Me gusta lucir el orden total, así que si tengo oportunidad no me cuesta nada abrir las puertas de mis guardarropas de par en par y para muestra un botón:

Armario organizado

Y es que es bueno que todas las cosas estén guardadas y no a la vista porque si no producen cansancio visual. Algo fundamental para ver orden es ver pocas cosas alrededor, lo mejor son los espacios despejados.

Qué es la organización familiar y dónde empieza

Si bien soy de las que piensan que el orden es importante en el hogar familiar y que hay que buscar los momentos perfectos para ordenar en una casa con niños, también es cierto que la organización familiar es mucho más que unos armarios ordenados y que las madres no tenemos más remedio que ser organizadas.

Organizar tu vida familiar desde el embarazo

Todo empieza ya desde cuando estás esperando a tu primer bebé, que tienes que preparar y organizar un montón de cosas como las distintas citas médicas del embarazo, el hospital en el que darás a luz, el plan de parto, los gastos que tendrás con la llegada de tu bebé, cuándo tendrás que comprar el carrito de tu bebé.

Las primeras veces de tu hijo son un aprendizaje constante en tu organización familiar y tienes que pensar cuestiones como si cuando crezca lo llevarás a guardería o estará en casa y un sinfín de cosas más relacionadas con la crianza de tu hijo. Además, también tendrás que crear un hogar en el que la decoración y los muebles hagan de vuestra casa acogedora, el lugar perfecto para vosotros, vuestro refugio en el que resguardaros.

Organizar la educación de tus hijos

La cosa se complica cuando tu bebé ya ha crecido y tienes que plantearte cómo será su educación, valorar si el homeschooling es una opción para vuestra familia o empezar a buscar el mejor colegio para tu hijo. Además, hay criterios que debes tener en cuenta para encontrar colegio.

Si finalmente eliges colegio, toca incorporarse a las clases con sus correspondientes requisitos de organización como: hacer el ajuar de ropa para el colegio, comprar el material escolar, etiquetar todas las cosas de los niños y con tanto gasto hay que preocuparse de hacer la vuelta al cole más fácil y económica, además de tener un sistema para estar listos a tiempo para ir al cole todas las mañanas.

Organizar actividades extraescolares

Cuando la cosa en el colegio se va complicando tendrás que ocuparte de crear el ambiente de estudio óptimo, enseñarle por qué es útil una agenda escolar y cómo usarla y preparar tentenpiés saludables para el recreo y la merienda.

Además no debes olvidar que hay que complementar su educación con hobbies y actividades para que puedan desarrollar otro tipo de habilidades y capacidades personales en sus áreas de interés.

Pero claro, también habrá que organizar el tiempo para disfrutar en familia que va desde hacer actividades creativas, planes en familia, viajes y las vacaciones en familia hasta organizar todo tipo de fiestas.

En definitiva, como has podido comprobar, la organización familiar es muchísimo más que tener los armarios ordenados, y es que me he dejado un montón de cosas más en el tintero, esto sólo era un pequeño repaso general.

Organizar el tiempo de ocio en familia

Como ser una familia co-ordenada y coordinada

Por supuesto, llevar toda esta organización una sola, es complicadísimo, estresante y agotador. Por eso es muy útil hacer equipo y no sólo me refiero a los padres de la criatura, haz equipo con tus propios hijos también.

Cada uno debe tener su función y trabajar por el objetivo común de estar a gusto y bien. Cada uno deberá ayudar en su justa medida. El que tu hijo de tres años se ponga el pijama solo ya es una gran ayuda y conforme vaya creciendo su grado de implicación puede ir aumentando.

Hacer equipo familiar

Por supuesto no debéis olvidar trabajar en conseguir eficiencia en vuestra organización familiar porque os va a simplificar muchísimo las cosas.

Tener una buena organización familiar es tan complejo como la organización de una empresa, así que también hay que trabajar por crear esa buena coordinación y funcionamiento.

¿Qué es lo que más os cuesta en la dinámica de organización de tu familiar? ¿Las primeras veces de tu hijo? ¿La organización de un hogar con niños? ¿Compaginar los distintos horarios? ¿Los planes de ocio en familia? ¿Organizar fiestas y celebraciones?

Cuándo pasar al bebé del capazo a la silla del carrito

2

miércoles, 18 de enero de 2017

Cuando nace tu bebé ni te lo cuestionas, va a ir tumbadito y plácidamente dormido en el capazo de su carrito. En invierno paseará bien abrigadito y resguardado y en verano fresquito, cubierto del sol y con ventilación dentro del capazo. Como los recién nacidos no pueden sentarse ni levantar la cabeza, la mejor opción para los primeros meses de vida es ir tumbado en el capazo.


Pero tu bebé empieza a crecer y te preguntas cuándo es el momento en el que tienes que cambiarle del capazo a la silla. Con mi hija mayor Carmen estaba deseando ver sus avances y disfrutaba haciendo ese tipo de cambios y adaptando su carrito a cada momento, supongo que en todo eso tenía algo de madre primeriza que está deseando descubrir cada nuevo paso que tiene por recorrer su vástago.

Con Bruno fue algo más evolutivo y viendo la demanda de cada momento. Sin embargo, con Ángela, mi benjamina, deseo alargar y estirar al máximo cada etapa. Y no es que no disfrute con cada nuevo hito evolutivo que alcanza, todo lo contrario, lo saboreo y me deleito con ello al máximo.

Supongo, que de alguna manera, inconscientemente, quiero detener el tiempo y el devenir de los acontecimientos, sabiendo que muy probablemente ya no volveré a vivir momentos iguales.

Hasta cuándo usar el capazo del carrito

El momento de pasar al bebé del capazo a la silla suele venir indicado en la homologación del carrito que hayas comprado. Aunque lo que verdaderamente hay que tener en cuenta es el desarrollo de tu bebé.

Cuando el bebé sujeta la cabeza y es capaz de sentarse por sí mismo es un buen momento para pasar a tu peque a la silla. Aunque ese momento se suele establecer a los seis meses, cada bebé tiene su desarrollo evolutivo y no se debe forzar al niño para estar sentado si aún no ha llegado su momento.

Si además tu bebé intenta asomarse a través del capazo tal y como hacía mi hija Ángela, ya es un signo inequívoco. Pero es que Ángela usó el capazo ¡¡¡hasta los 8 meses!!!


Y es que como Ángela nació en agosto, luego tenía todo el invierno por delante y me parecía que en el capazo iba muy bien resguardada y abrigadita, cosa que en realidad en la silla con el saco también, pero ya sabes, manías de madre.

Ángela no es una niña precisamente grande y el capazo de su carro es muy amplio y espacioso. Además tiene un respaldo reclinable muy útil para prevenir el reflujo y que también usamos para incorporarla un poquito cuando ya era más mayorcita, eso sí, siempre con supervisión.


Tanto si eres madre primeriza como si esperas al pequeño de la familia, debes saber que el carrito hip hop tech de Bébécar te servirá perfectamente tanto si tienes un bebé grandote y/o con un desarrollo precoz, como si tienes un bebé más pequeñito y/o quieres exprimir al máximo cada etapa tal y como he hecho yo con mi pequeña.

Su capazo es grande y amplio para poder usarlo mucho tiempo (ya has visto hasta cuando lo usé yo con mi hija Ángela), y la silla está homologada desde el nacimiento gracias a que se reclina totalmente hasta alcanzar los 180º, algo muy útil que te servirá incluso para usar como improvisado cambiador en más de una ocasión.

Hay otras sillas de otras marcas que no pueden ser usadas hasta que el bebé no tiene un cierto desarrollo físico que le permite adoptar ciertas posiciones sin que sean perjudiciales para su desarrollo y su bienestar. Estar demasiado erguido antes de tiempo es peligroso para el bebé.

Otro detalle que para mí es muy interesante es la posibilidad de poner la silla tanto de frente como mirando hacia a ti. Tenerte al alcance de su vista es importante para tu bebé, le da seguridad. Así que aunque el cambio a la silla le abre el contacto a un mundo de estímulos, también es bueno que no pierda su referencia.


Cómo montar la silla en tu carrito Hip Hop Tech de Bebecar

Ya te conté cómo montar tu carro Hip Hop Tech de Bébécar por primera vez con su chasis y su capazo e incluso te mostré lo fácil que es en un par de vídeos. Pues bien, para montar la silla no he hecho ni vídeo porque es más simple aún si cabe.

Lo único que tienes que hacer es desacoplar el capazo del chasis, tal y como haces cuando metes el carrito en tu coche porque os vais de viaje. En el lugar del capazo pones la silla y con el sistema de anclaje Easylock es como dejarla caer en el chasis.

A la silla le tienes que acoplar la capota extragrande y el brazo protector extraíble que se puede abrir por ambos laterales. Ambos accesorios están incluidos y son muy muy útiles.

Ángela en su carrito Hip Hop Tech camino de la guardería

La capota resguarda tanto del frío como del sol y el brazo es una barrera de seguridad extra y va plastificado para protegerlo de la suciedad y te digo yo que está como nuevo.

Por supuesto para la época de invierno no olvides hacerte con el saco para la silla y así tu bebé irá así de a gustito y calentito como va mi hija Ángela cuando la llevo por las mañanas a su guardería.

La primera vez que tu bebé te mira

0

miércoles, 11 de enero de 2017

No hay nada más expresivo en el rostro que la mirada, así que cuando tu bebé te mira, se te derrite el corazón y si además tu bebé te sonríe, no hay nada que pueda superarlo. Tus ojos se perderían en el fondo de su mirada indefinidamente sin poder parar de mirar a ese pedacito de ti.

La primera vez que tu bebé te mira

Así exactamente es como me sentía yo cuando miraba a Ángela y ella me miraba a mí. Sin embargo, no es hasta los siete u ocho meses de edad cuando el bebé tiene una visión suficientemente nítida como para reconocer las personas y cosas de una habitación.

Mira con los ojos de un bebé

Esta herramienta muestra cómo se desarrolla la vista de un bebé mes a mes, desde recién nacido y durante su primer año de vida. Te permite ver el mundo a través de los ojos de tu bebé. Te recomiendo que la pruebes.

La verdad que es verdaderamente interesante saber cómo va madurando su percepción visual. Además, esta herramienta desarrollada por Vision Direct, también te da algunos consejos sobre el desarrollo de la visión para cada etapa evolutiva.

Vista de recién nacido

Cómo es la vista de un recién nacido

Un bebé recién nacido ve formas, luz y movimiento, pero solo en tonos grises. También puede ver el rostro de una persona si la tiene cerca, pero cualquier cosa que esté a más de 20-30 cm de distancia la ve borrosa.

Puede que te des cuenta de que tu bebé se dirige instintivamente hacia fuentes de luz, como una ventana o una lámpara. Eso es porque los bebés necesitan 50 veces más luz que los adultos y, de forma natural, buscan fuentes de luz más brillantes.

Cuándo un bebé puede ver nítidamente

Tu bebé no tendrá una visión suficientemente nítida como para reconocer las personas y cosas de una habitación hasta los siete u ocho meses de edad.

A los 12 meses, la vista de tu bebé es tan clara y nítida como la que tendrá cuando sea adulto. Puede entender la diferencia entre objetos cercanos y lejanos y reconoce a las personas que conoce que se acercan en la distancia.

La vista del bebé

En el caso de que tengas alguna preocupación sobre el desarrollo visual de tu bebé, debes saber que puedes llevar a tu hijo a un oftalmólogo para su primera revisión de vista a partir de los seis meses de edad.

¿No te parece fascinante cómo va madurando la vista de un bebé hasta poder llegar a ver tan nítidamente como un adulto?

Este artículo forma parte de la colección de artículos titulada "La Primera Vez".