Mostrando entradas de Orden

Momentos perfectos para ordenar en una casa con niños

jueves, 24 de marzo de 2016

Ya te conté por qué es importante el orden en el hogar familiar y los ocho beneficios que obtendrás cuando lo lleves a cabo. También te di algunas pistas de cómo tener tu casa y cabeza ordenadas.

Infografía momentos perfectos para ordenar en una casa con niños

Para respetar el orden del lugar que asignamos a las cosas hay que crear las correspondientes rutinas. Por ejemplo, si las llaves las ponemos colgadas del picaporte de la puerta de entrada, tendremos que ponerlas siempre ahí en cuanto entremos en casa y así siempre estarán en su sitio y siempre las tendremos disponibles y las podremos encontrar fácilmente.

Otra forma de mantener el orden en una casa es hacer limpiezas generales cada cierto tiempo, pues las limpiezas a fondo ayudan a rehacer el orden dónde se haya perdido. Sin embargo también se pueden hacer mini-limpiezas generales. Cuando la familia ha aumentado, hacer una limpieza general de una sentada es como misión imposible, aunque a mí me encantaría.

Los cambios de estación suelen ser un buen momento. Son ocasiones idóneas para mejorar e implementar el orden y para valorar el uso que le hemos dado a las cosas.

Escritorio de trabajo ordenado

Yo hago semi-limpieza general y reorganización mínimo cinco veces al año:
  1. Vuelta al cole. Toca reorganización de materiales escolares y uniformes.
  2. Cambio de armario otoño-invierno. Perfecto para retirar la ropa de verano que no nos va a servir para el siguiente estío y las cosas de invierno que hemos guardado pero que finalmente tampoco nos valen.
  3. Recoger la decoración de Navidad. Hay que guardar todos los adornos y hacer sitio a los nuevos regalos, una ocasión buenísima para reorganizar los juguetes.
  4. Cambio de armario de primavera-verano. De nuevo le damos una vuelta a la ropa.
  5. Fin de curso. Momento de retirar el material escolar que los niños ya no necesitan y guardar a buen recaudo las cosas que creamos que pueden servir para el próximo curso.
Armario ordenado

Si haces esas cinco semi-limpiezas, verás que hay muchos objetos que no has usado nada y que en realidad no vas a usar nunca más. Descubrirás que todo lo que necesita tu familia es tener menos, porque aunque no te lo creas, menos es más. Menos cosas es más tiempo para ti y para tu familia.

Es el momento de deshacerse de esas cosas. Hay que desechar, regalar o donar lo que no sirva, pues ocupa espacio y hace más difícil mantener el orden. Además, cuando las cosas no son útiles, no sólo no te facilitan la vida, sino que la complican al tener que estar pendiente de alguna forma de esas cosas que tienes y que sin embargo no te sirven para nada.

Y tú ¿cuándo encuentras el mejor momento para ordenar en tu casa? ¿haces semi-limpiezas y cambios de armario?

La importancia del orden en el hogar familiar

martes, 16 de febrero de 2016


Las labores como las de limpieza o bricolaje siempre las puedes subcontratar, e incluso que un decorador profesional te deje tu casa preciosísima. Así, con ayuda, te puedes quitar un gran peso de encima. Sin embargo, ordenar es algo que en mi opinión tiene que hacer uno mismo, pues es fundamental que encuentres tu propio orden. Sigue leyendo »

Cómo tener tu casa y cabeza ordenadas

miércoles, 10 de febrero de 2016


Las madres vamos por la vida de cabeza intentando llegar a todo, así que conseguir un reducto de paz mental es vital para no volvernos locas. El mantener un mínimo orden además de crear un entorno agradable, aumenta nuestra calidad de vida al reducir el estrés por no hallar lo que necesitamos y al ahorrarnos el tan preciado tiempo buscándolo, muchas veces en el momento más crítico.
Sigue leyendo »

Por qué es útil una agenda escolar y cómo usarla

jueves, 6 de febrero de 2014

Por el conocimiento que tengo de los colegios de nuestro barrio, al menos en los colegios públicos, a partir de ciertos cursos de primaria facilitan una agenda escolar a cada alumno. Este recurso es muy útil para la comunicación entre padres y profesores, pero también es una buenísima herramienta para que los niños empiecen a organizarse. Es una forma de responsabilizarles de sus tareas y quehaceres diarios.

Agenda escolar
Agenda escolar

Así que si en el caso de tus hijos el colegio no le proporciona una agenda, tener vuestra propia agenda o al menos una libreta que poder usar para este fin, puede ser un recurso muy útil. Si por el contrario tu hijo ya tiene agenda escolar, mi recomendación es alentarle a que la use lo máximo posible y sacarle todo el partido. Si empiezan a usar la agenda desde pequeños como un juego, pues para ellos es divertido, será una manera de aprender a organizarse desde una edad temprana. Esta rutina puede ser muy útil en su edad adulta.

Yo siempre use la clásica agenda escolar incluso en mi época universitaria y me era de gran ayuda. Años después y llegado el punto de la modernidad, utilizo mi propio smartphone y algunas aplicaciones específicas para ello y además me resulta aún más cómodo. Sin embargo, he de decir que lo fundamental no es el soporte que se utilice sino que se adquiera el hábito de organización y eso es algo siempre más fácil de adquirir desde pequeños, aunque no imposible de adultos siempre y cuando uno se lo proponga firmemente.

Razones para usar una agenda escolar
  1. Es una vía de comunicación entre las familias y profesores. Los padres pueden utilizarla para solicitar tutorías, enviar justificantes o avisos de falta de asistencia de sus hijos por ejemplo.
  2. Los niños la pueden llevar a todos sitios. La llevan y traen del colegio, de tal forma que allí la usan para anotar las cosas y en casa de consulta.
  3. La agenda nunca se olvida de nada pues está todo apuntado.
  4. Todo está en el mismo sitio. Lo que necesitan saber y cosas importantes que recordar las pueden aglutinar en la agenda.
  5. Les ayuda a planificarse tanto metas de tareas como su agenda de planes y ocupaciones. Aprenden a gestionar su tiempo contando con las cosas que tienen que hacer y lo que quieren hacer. Así pues, es importante que también reserven tiempo para divertirse y si quieren que lo apunten en la agenda también. Es importante aprender a compaginar el deber y el placer. Algo de lo que también debemos ser ejemplo nosotros mismos.
  6. Libera espacio en la cabeza. No tienen que estar haciendo el esfuerzo de acordarse de algo específico, sino tener la rutina de consultar la agenda para ver si hay algo importante de lo que ocuparse. Tal y como dice Mamá Convergente en su artículo La importancia de las listas y de trabajar de pie, si nos piden memorizar una serie de número (635, 962, 684, 5874, 365) porque nos los van a preguntar luego, seguramente no podamos trabajar bien en ese periodo, porque el cerebro trata de no olvidar esos número. Es decir que una parte del cerebro está ocupada, por lo tanto va a pensar peor. Con los deberes pasa igual, si los niños tienen que recordar las cosas que tienen que hacer, están pensando peor porque tienen parte del cerebro ocupado con una tarea. Por lo tanto hay que dejar el cerebro libre de esa tarea y la mejor forma es tener los deberes apuntados.
Cómo usar la agenda escolar
  1. En el colegio apuntar todo. Todas las tareas que hay que hacer para casa y las todas las cosas que hay que recordar como excursiones o algún material que hay que llevar a clase para algún proyecto por ejemplo. Apuntar con detalle todo como por ejemplo la página y número de los ejercicios que hay que hacer de deberes para casa.
  2. Escribir con lápiz o bolígrafo borrable. Esto les permitirá borrar y cambiar cosas si se han confundido o hay variación en los planes por ejemplo.
  3. En casa, a la hora de hacer las tareas, abrir la agenda para consultar y programar lo que hay que hacer.
  4. Al acabar las tareas, revisar la agenda y preparar todo para el siguiente día y así asegurarse de que se lleva todo lo que se necesita como libros, cuadernos, el neceser, material deportivo como la bolsa de los patines o de la piscina en nuestro caso por poner un ejemplo. Y dejar todo preparado como parte de los 7 trucos para estar listos a tiempo para ir al cole al día siguiente.
Nosotras a la agenda de Carmen le pusimos el típico cordón de plástico que se utiliza para hacer pulseras como separador para que sea más fácil y rápido abrir en la semana escolar en curso.

Qué hacer cuando la agenda escolar falla
A pesar de todo, los niños, al igual que nosotros los adultos, como es natural, caen en los mismos errores. A veces nos pasa que circunstancias concretas o nuestro estado de ánimo pueden influir para que, a pesar de toda nuestra organización, también seamos desordenados, impuntuales e ineficaces. Pero no hay que esperar que nadie lo haga todo bien y es bueno que nuestros hijos también aprendan esa máxima de que no se puede ser siempre perfecto y que es razonable permitirnos nuestro margen de error.

En el caso de nuestros hijos, al igual que nosotros, sufrirán las consecuencias de sus errores, aunque siempre podemos tener un truco y un as en la manga para echarles algún cable de vez en cuando. Así por ejemplo cuando mi hija se ha olvidado de apuntar los deberes o de traer el libro del examen a casa, las nuevas tecnologías nos han sido de gran utilidad.

WahtsApp, un recurso para saber qué estudiar
WahtsApp, un recurso para saber qué estudiar
Con el sistema de mensajería de WhatsApp he podido comunicarme con otras madres que, o bien nos han dicho los ejercicios que había que hacer y que Carmen se había olvidado de apuntar, o que incluso en una ocasión, muy amablemente y pacientemente, nos pasaron fotos de las páginas del libro de texto para poder repasar el examen del día siguiente.

Es bueno tener la capacidad de generar recursos para las ocasiones de despistes, otra muy buena enseñanza para nuestros hijos, pues las cosas no siempre salen como deben o como nos gustaría y hay que ser resilientes ante la dificultad. Además, estar conectado vía WhatsApp o cualquier otra aplicación de mensajería con otros padres puede sernos de gran utilidad en múltiples ocasiones.

¿Y a vosotros cómo os gusta organizaros? ¿Usáis agenda para vuestras tareas? ¿Vuestros hijos usan agenda en sus colegios? ¿Qué hacéis cuando se les olvida algo para solucionarlo?