Tentenpiés saludables para el recreo y la merienda

lunes, 25 de enero de 2016

Ya te dije que las madres somos organizadas por necesidad. Y es que la necesidad agudiza el ingenio. Como cuando no sabemos qué poner para comer a la hora del recreo, uno de los clásicos quebraderos de cabeza en la buena alimentación de los niños.

Entre que nuestros hijos protestan por la fruta y que a veces cuando la hemos puesto nos ha vuelto en la mochila totalmente oxidada para finalmente acabar en el cubo de la basura, se nos quitan las ganas de persistir en el tema. Al final, muy a nuestro pesar, muchas veces tiramos de las clásicas galletas, en el mejor de los casos, porque se las comen y porque son rápidas de preparar, las cosas como son.

Ideas de tentenpiés saludables

3 pasos para evitar la comida procesada

En casa nos propusimos intentar evitar los alimentos procesados y darles cosas frescas y descubrimos que hay tres cosas que pueden ayudar en este reto:
  1. Que los niños participen en la compra de los alimentos: La frutería es una de nuestras tiendas preferidas y el que los niños nos acompañaran a hacer la compra ayudó mucho. No fue algo premeditado, pues como en muchas familias tenemos que hacer las tareas domésticas acompañados de nuestros hijos. Las frutas y verduras con sus colores y aromas ya son atractivas por sí mismas. Se trata de ponerlas a su alcance y que puedan experimentar y probar cosas. Que ellos mismos compren la comida ayuda, no te digo ya que la cultiven y la recolecten los niños.
  2. Abrir la mente a otras posibilidades: A veces los padres tenemos un pensamiento un tanto rígido en la forma de hacer las cosas, así que a mí me pasaba que fuera de la fruta no sabía que podía ponerles que no fuera "comida empaquetada" o bocadillos con el correspondiente fiambre. Sin embargo hay otras muchas cosas que son igual de saludables que la fruta y no son comida procesada. Así que mirando en la frutería con la mente más abierta, por supuesto con la ayuda de mis hijos, encontramos otras muchas cosas que podían llevarse para el recreo o la merienda.
  3. Probar y probar hasta encontrar pero sin abusar: Y como en muchas otras cosas en la vida, se trata de probar y probar sin prejuicios para descubrir lo que de verdad funciona y lo que no. Y aunque encuentres algo que se come bien, intenta variar porque también puede pasar que se cansen y lo aborrezcan y después del esfuerzo sería una auténtica lástima.
Crudités para el recreo del colegio

Comida sana y fresca para el recreo del colegio y la merienda

Con los tres sencillos pasos anteriores encontramos que hay muchas más cosas de las que pensábamos que se pueden llevar, son ricas, sanas y les gustan. Y no sólo eso, sino que algunos compañeros del colegio también lo han descubierto a través de ellos y sus madres nos están muy agradecidas.
  • Crudités.
    Mi hija Carmen no es muy de frutas, pero no hay que limitarse, hay otros vegetales que puede tomar que le aportan igualmente fibras y vitaminas y a veces incluso más fáciles de preparar que la fruta. Así, a ella le gusta llevarse:

    Tomates cherry. Son facilísimos de preparar y de llevar y se los comen fenomenal.
    Pimiento rojo crudo. Tampoco hay que pelarlo, como mucho trocearlo.
    Zanahoria. Hay que pelarla pero luego se envuelve en papel de aluminio y se lleva muy bien.
    Pepino. También hay que pelarlo y trocearlo, pero es muy fácil de llevar.
Fruta fácil de llevar para el recreo del colegio
  • Fruta.
    Reconozcamos que no todas las frutas son aptas para llevárselas, que unas son más fáciles que otras y que también estamos condicionados por si estamos en temporada o no.

    Manzanas. Se pueden llevar sin pelar si no les importa comérselas con la piel. Mis hijos la prefieren pelada, aunque se oxida un poco.
    Plátano. Una de las frutas más fáciles de llevar.
    Mandarinas. Al igual que el plátano son muy fáciles de llevar y se pueden pelar bien también. Lo malo es que son de temporada y no hay todo el año.
    Fresas, Uvas y Cerezas. Son unas frutas también muy fáciles de llevarse, sólo hay que enjuagarlas y ponerlas en un tupper pequeño o envueltas en papel de aluminio y se las van a comer fácilmente. Sin embargo son frutas de temporada.
    Kiwi. Este es muy fácil de comer para ellos con una cuchara. Partido por la mitad, lo comen con la cuchara como se comerían un yogur, aunque tienen que tener ya un poco de habilidad para rebañar bien toda la carne del kiwi.
    #TrucodeMadre: Para la merienda sólo fruta puede ser poco, así que una forma de que no se queden con hambre, se coman la fruta de forma más fácil, cómoda y que se puedan ir a jugar rápidamente, es trocearla y mezclársela con el yogur para que se lo coman todo junto. A nosotros este pequeño truco nos funciona muy bien.

Nueces con chocolate negro
  • Frutos secos.
    Los frutos secos tienen gran aporte nutricional, pero siempre y cuando no sean ni azucarados ni salados. Lo que son al natural. Así nosotros les solemos poner:

    Nueces con una onza de chocolate negro. El chocolate negro al principio puede resultar un tanto amargo, pero es cuestión de acostumbrarse. Te aseguro que si yo, con lo golosa que soy, he podido, cualquiera puede. Al principio no gusta nada de nada, pero ahora en nuestra casa no hay ningún otro chocolate que no sea del 85% de cacao. El clásico chocolate con leche es en su mayor parte azúcar y por lo tanto muy desaconsejado para el consumo. Y de las nueces qué te voy a decir, nosotros hasta regalamos nueces y te aseguro que gustan mucho.
    Nueces de macadamia son las preferidas de mi hijo Bruno.
    Castañas Este es uno de mis preferidos y a mis hijos les gustan asadas y se puede hacer fácilmente en el microondas.

Cómo llevar alimentos sanos y frescos para el recreo y la merienda

Elegir bien la comida que les damos a nuestros hijos es fundamental, pero también es muy importante facilitarles el transporte de la misma para llevársela al colegio o al parque y que les sea sencillo, cómodo y práctico.

Tupper para llevar comida al colegio

La opción más saludable para llevar comida es el vidrio y yo suelo utilizar botes de cristal para por ejemplo llevarles de merienda yogur con fresas. Pero hay que ser realistas, ese es un tipo de envase peligroso para que lo lleven los niños al colegio pues se les puede romper muy fácilmente. Es por eso que para llevar sus tentenpiés del recreo lo mejor es un tupper de plástico.

Para que el recipiente de tu hijo no se pierda o confunda con el de ningún compañero lo mejor es etiquetarlo. Yo hubo uno que marqué con rotulador, pero además de que no es la opción más sana porque puede ser tóxica, al final se va quitando con los lavados. Así que ahora lo tiene etiquetado con las pegatinas de Stick&Ready que se ponen muy fácilmente, resisten el microondas y el lavavajillas e incluso tienen máxima resistencia al frío.

Marcar la fruta con nombre

Lo mejor de todo es que el pack de etiquetas escuela que tenemos trae muchísimos formatos y sirven para etiquetar un montón de cosas. Especialmente destacable que para etiquetar la ropa no hace falta usar la plancha, que a mí me daba una pereza enorme. Además, para su fabricación utilizan tintas ecosolventes, que no son contaminantes al no contener COV (Compuestos orgánicos volátiles). Ahora nos dedicamos a poner estas etiquetas a todo, ¡incluso a la fruta!

Y para que tú también puedas probar estas etiquetas personalizadas, ahora tienes la oportunidad de conseguirlas con 5 euros de descuento. Para ello, una vez que hayas escogido y personalizado tus etiquetas y las hayas añadido al carrito de la compra, introduce el código NOSINMISHIJOS5 en el campo "Código de descuento" y automáticamente te aplicará la rebaja.

Pack Escuela de etiquetas Stick&Ready Pack Escuela de etiquetas Stick&Ready
Como ves, la variedad de cosas sanas que se pueden llevar al colegio puede ser más amplia de lo que pensamos. Y tú ¿qué les preparas a tus hijos para llevarse al recreo del colegio y para la merienda? ¿qué les gusta? y ¿dónde lo llevan?

#Nosin tus comentarios 1

#Nosin tu comentario!!! ;)