Cómo organizar las vacaciones familiares en cinco pasos

miércoles, 8 de junio de 2016

Entre las asignaturas para sacarse el carnet de padres debería estar la de "Cómo organizar las vacaciones familiares", que es que tiene su aquel. Así que los señores de las universidades deberían ponerse las pilas para ofertarla como créditos troncales y si además fuera un grado en turismo en Barcelona, mejor que mejor que así ya se practica en una ciudad turística de por sí.

Cómo organizar las vacaciones familiares en cincos pasos

Bueno, no te preocupes, no te voy a mandar a la universidad para preparar las vacaciones familiares de este año. Te voy a contar las cosas que con la práctica de los años funcionan en mi familia y es que ya sabes que las madres somos organizadas por necesidad, no porque no nos guste improvisar ni la aventura del libre albedrío. Si es que los imprevistos aún así vendrán solos y ya tendremos oportunidad de vivir nuestra pequeña dosis de incertidumbre. Al menos que lo básico esté ya bien atado.

  1. Elige destino: Aquí ya va en los gustos y el presupuesto de cada uno: playa o montaña, al pueblo como siempre o viaje turístico, etc.

    Yo parto de la base de que con los niños se puede ir a todos sitios. La elección del destino va más en la personalidad y el estilo de cada familia. Aquí lo más importante es el autoconocimiento de todos los miembros de la familia y tener en cuenta las necesidades de cada uno para elegir el lugar adecuado en el que todas se puedan satisfacer.

    De todas formas también está bien probar cosas nuevas de vez en cuando, aunque sólo sea para tener la experiencia una vez y las vacaciones son el momento perfecto.
  2. Decide el medio de transporte: Esta no es nada complicada, aunque en algunas familias es el primer punto a tener en cuenta en lugar del segundo y es por condicionar el destino al medio de transporte.

    Muchas veces damos por sentado que una familia va a viajar de vacaciones en coche sí o sí, pensando en la cantidad de trastos que llevamos para viajar con niños. Así, se descartan opciones muy cómodas como por ejemplo el viajar en tren, cuando en realidad el equipaje es una cuestión logística y de organización que se puede solventar si te lo propones. En el cuarto punto, te hablo del equipaje que te hace libre.
Volar en avión con niños

  1. Entiendo que el gasto económico también puede ser un freno a la hora de elegir un destino al que hay que viajar en avión, pero espero que la razón no sea el no atreverte a viajar en avión con niños. Si el motivo es que te da miedo volar con tus hijos, no te pierdas mi artículo La primera vez que los niños vuelan en avión en el que te doy algunas claves para viajar en avión con niños y quizás así te animes.
  2. Busca alojamiento: Si bien cada vez los establecimientos hoteleros procuran ofrecer más comodidades para las familias, de nuevo esto es una cuestión de gustos y también del plan de viaje o el destino. Puede que lo que busques sea un paquete en el que te entre la manutención completa e incluso actividades de entretenimiento para los peques.

    a mí personalmente me gusta más la idea de un apartamento de vacaciones y cada vez hay más ofertas y más webs dónde buscarlos simplemente desde casa y a golpe de click.
  3. Haz las maletas: Aquí viene una de las partes menos gratificantes a la hora de organizar las vacaciones familiares y ya el deshacer las maletas a la vuelta, aún peor.

    En lugar de ir como caracoles con la casa a cuestas, te recomiendo que leas mi artículo sobre el equipaje que te hace libre en el que te cuento las ventajas de hacer un equipaje compacto. Si lo consigues, que no digo que sea fácil, te vas a alegrar muchísimo de lo que te simplifica las tareas.

El equipaje familiar que te hace libre

  1. Un truco es tener una maleta suficientemente grande para llevar todo lo que de verdad necesitas, pero suficientemente pequeña para no cargar con cosas de más. Para tus peques te recomiendo una maleta Trunki, que además de maleta es un juguete. Además será el estímulo perfecto para convencerles de que no se pueden llevar mil juguetes porque no caben en la maleta además de que allá dónde vayan de verdad que no los van a necesitar y motivarles a que ayuden a preparar su propio equipaje.
  2. A disfrutar: Una vez que sales de casa ya con todo organizado, lo único que tienes que pensar es que pase lo que pase las vacaciones son para disfrutar en familia y vivir esos momentos únicos e irrepetibles que quedarán para el recuerdo y crea tus propias tradiciones familiares.
Y es que como yo digo "¡no sin mis hijos!, la vida no sería igual de emocionante. Pero mejor emoción con organización" ;)

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario en la entrada

#Nosin tu comentario!!! ;)