La primera vez que los niños vuelan en avión

miércoles, 9 de marzo de 2016

Para todo existe la primera vez y con la gran movilidad y lo rápido que va el mundo hoy en día, posiblemente la primera vez que monte en avión tu hijo sea mucho antes de lo que lo hiciste tú.

Viajar es una gran oportunidad para vivir experiencias en familia, basta con encontrar un destino donde todos los miembros de la familia puedan pasarlo en grande, como por ejemplo algún parque temático. Cada vez hay más lugares turísticos idóneos para viajar con niños, tanto dentro como fuera de España. Y desde luego que el montar en avión con nuestros hijos no debe ser un obstáculo para elegir destino.

La primera vez que mis hijos volaron en avión

Te puedo contar un poco cómo ha sido volar con nuestros hijos y algunos detalles a tener en cuenta. Los aviones son incómodos de por sí por tratarse de unos espacios muy reducidos, así que hay que intentar buscar la mayor comodidad por nuestra parte. Pero no te preocupes si la primera vez no sale todo perfecto, esa no es razón para desanimarse y no volver a intentarlo. A nosotros nos falta experimentar los viajes transatlánticos con niños.

3 claves para viajar en avión con niños

  1. Billetes: Compra los billetes con suficiente tiempo de antelación, ya sabes que conforme se acerca la fecha de viajar, los precios están cada vez más altos. Además, así puedes elegir los asientos que resulten más cómodos para todos. Tener un asiento de ventana hará el viaje de tu peque más ameno e interesante.
  2. Documentación: Si se trata de un vuelo domésticos o dentro de la comunidad europea, en principio la ley dice que con el libro de familia es suficiente, pero la realidad es que muchas aerolíneas no te permiten volar si no llevas el DNI de los pequeños y desde luego que va a ser una experiencia muy desagradable si llegas al aeropuerto y finalmente no podéis subir al avión y créeme que ocurre.
El equipaje para viajar con niños en avión

  1. Mi recomendación, hacer el DNI sí o sí. Así te aseguras de que no tendrás ningún problema y además así ya dispondrás del mismo para otras ocasiones. Si viajáis fuera del espacio Schengen tu hijo tendrá que llevar pasaporte propio y, si el país lo requiere, un visado.

    Por supuesto nunca hay que olvidarse de las tarjetas médicas que mejor no tener que usar de vacaciones, pero que es imprescindible por si los niños se ponen enfermos.
  2. Vestuario y equipaje de mano: Imprescindible llevar ropa cómoda, suave y suelta acorde al clima del origen y del destino.

    Lo ideal es no tener que facturar pues eso acortará los tiempos de espera en el aeropuerto y hará así el viaje más liviano. Además de que tendréis a mano vuestras cosas para poder echar mano en cualquier momento de lo que necesitéis.

    Para poder llevar única y exclusivamente equipaje de mano hay que esmerarse mucho a la hora de preparar las maletas para así conseguir el equipaje que te hace libre y no un lastre en tu viaje. Lo que es tener todo lo imprescindible y que necesitas pero sin llevarte "la casa a cuestas". Nosotros cada vez somos más minimalistas en este sentido (y en muchos otros) y la verdad que se simplifican mucho las cosas y todo es más sencillo.
Juegos y juguetes para llevar en avión
  • En el equipaje de mano conviente tener facilmente accesible una chaqueta por si hace frío con la climatización, un cambio de ropa por si hay algún percance, su peluche favorito o cuentos y juegos que hagan el viaje más ameno y entretenido.

Recuerda tu primera vez en avión

En nuestra generación no era tan habitual que los niños montaran en avión, ahora es algo mucho más común. Recuerda cuando y cómo fue la primera vez que tú volaste en avión. Es inevitable tener como referencia nuestras propias y primeras experiencias a la hora de valorar cómo deben ser las de nuestros hijos.

La primera vez que yo volé en avión fue con menos de dos años acompañada de mi madre. El vuelo fue de Barcelona a Valladolid porque nos mudábamos de ciudad, pero yo era tan pequeña que no me acuerdo. Sólo lo sé porque me lo han contado. Tampoco sé si me porté bien o armé mucho jaleo ni si se me hizo largo o no, que me imagino que no, pues en aquella época los viajes en coche sí que eran eternos.

Avión volando

La primera vez que Padredefamilia montó en avión fue de Madrid a Santander con sus hermanas mayores y su madre, y con tan solo tres meses, eso sí que es batir records. Con diez años volvió a subirse al avión y voló de Madrid a Suiza él solito. Fue a visitar a sus tíos y pasar una época de vacaciones estivales allí.

La primera vez de tus hijos dentro de un avión

Por su parte nuestros hijos Carmen y Bruno volaron con tres y dos años respectivamente la primera vez. Si bien aún no hemos hecho largos viajes en avión, desde luego sí que te puedo decir que han sido buenas experiencias, pues ya hemos repetido.

Impagable disfrutar de la imagen de las caras de alucine de mis hijos al ver despegar los otros aviones del aeropuerto o al sentir cómo nuestro propio avión se despega del suelo y cómo el tren de aterrizaje tocaba la pista de nuestro destino. Todos esos momentos para ellos han sido vivir algo mágico y desde luego muy emocionante.

Avión por dentro

Para nosotros, viajar en avión con nuestros hijos no ha sido nada complicado ni mucho menos traumático y sí una buena, bonita e incluso cómoda experiencia para todos. Muy posiblemente ellos no se acordarán mucho de la primera vez que montaron en avión, tal y como nos ocurre a su padre y a mí, pero seguro que sí que recordarán haber ido a Roma, Disneyland Paris, Polonia, Canarias, etc. y lo bien que lo pasamos viajando y de vacaciones en familia.

Y tú ¿Has viajado en avión con tus hijos? ¿recuerdas tu primera vez volando en avión?

Este artículo forma parte de la colección de artículos titulada "La Primera Vez".

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario

#Nosin tu comentario!!! ;)