La primera vez que sabes que estás embarazada

domingo, 6 de julio de 2014

La primera vez que supe que estaba embarazada fue hace casi una década y llegué a usar tres test de embarazo. Me iba de vacaciones a Marruecos y quería confirmar que no estaba embarazada para poder irme a dar tumbos en todoterreno por el desierto con tranquilidad.

Foto de un test de embarazo
Saber que estás embarazada con fiabilidad

Falsos negativos en tests de embarazo

Los dos primeros tests me los hice antes del viaje y para mi tranquilidad fueron negativos y no tuvimos que cancelar nuestro viaje. Sin embargo la realidad era bien distinta y es que ya estaba embarazada pero aún no lo sabía porque los tests que había usado no tenían precisión para embarazos incipientes. Así que me fui en todoterreno a dar tumbos por el desierto sin saber que ya estaba embarazada de mi primera hija.

Recuerdo que mi cuñada, acompañante de viaje, decía en relación a esos andurriales y los tumbos que íbamos dando: “Por aquí viene una embarazada y lo pierde todo". Claro está que ni ella ni yo sabíamos aún que estaba embarazada, pero a día de hoy aún me acuerdo de sus palabras. Ahora sé que existen los falsos negativos de embarazo, no así los falsos positivos que no son tan frecuentes.

Saber que estás embarazada con fiabilidad

A los pocos días de volver de viaje seguía sin tener la menstruación, así que una mañana que estaba sola por casa, así sin pensarlo mucho, decidí usar un test de embarazo que tenía por casa, aunque pensaba que no iba a salir positivo, y sorpresa, ¡¡¡estaba embarazada!!!

Corrí a llamar al Padredefamilia que estaba en el trabajo y no lo cogía, le llamé a todos los teléfonos y nada, lo que hizo que me cabreara frustrara bastante un poquito porque tenía muchas ganas de decírselo. Cuando Padredefamilia vio todas las llamadas perdidas que tenía corrió a llamarme a ver qué pasaba y yo un poco "ofuscada" (supongo que en parte por efecto de las hormonas) le dije que iba a ser padre. La noticia le puso muy contento aunque sé que le habría gustado mucho más que se lo dijera en persona, pero yo no me podía aguantar.

La intuición de estar embarazada o no

La segunda vez que sospechaba que estaba embarazada no me la quise jugar y tener que hacerme hasta tres tests de embarazo para saber si Carmen tendría un hermanito o no, así que a pesar de haber una diferencia de casi el doble del precio con los test de tira, compramos un test de la marca Clearblue y a día de hoy no me arrepiento.

Era prontísimo de esos casos de a la primera, yo tenía el convencimiento de que sí que estaba embarazada. No sé, era una intuición, igual que la primera vez pensaba que no estaba (supongo que como consecuencia de dos pruebas negativas anteriores), sólo que estaba vez acerté de pleno. La situación fue completamente diferente, Padredefamilia estaba conmigo, incluso llegamos a hacer una apuesta porque él pensaba que era muy pronto y yo estaba segura de que ya habíamos hecho diana así que nos enteramos juntos.

Además supimos hasta de cuantas semanas estaba, que nos sorprendió más, pues se ve que tuve una ovulación espontánea antes de tiempo con fecundación a la primera y por eso estaba de más semanas de las lógicas. Así que supe que estaba embarazada antes de la primera falta y es que una de las ventajas del test de Clearblue es su precisión. Pero si quieres conocer más ventajas y todos los detalles de como funciona, en este post Walewska te lo explica con todo detalle.

Tanto si es la primera vez que, después de haber decidido lanzarte a la aventura de tener hijos, te enteras de que estás embarazada, como si no, es un momento muy emocionante.

Y vosotras ¿Cómo fue la primera vez que supísteis que estábais embarazadas? ¿Os lo esperábais? ¿Estábais solas o acompañadas? ¿Cómo se lo dijisteis a los papás? o si eres el papi ¿cómo te lo dijo la mamá?

Con este post inauguro la colección de artículos bajo el título "La Primera Vez".

#Nosin tus comentarios 2

  1. Me ha encantado leer esta entrada porque me viene a la mente, como si fuera ayer, el día que supimos (confirmamos) que estaba embarazada. Mi feliz marido era el que no tenía ninguna duda, y era yo la que me resistía a rendirme ante la evidencia. Nos pilló con dos viajes por medio, uno de ocio, por Andalucía, y a mi uno de trabajo a Portugal, y en cierto modo me daba miedo que cualquier contratiempo pudiera darnos algún disgusto. A pesar de que él estaba deseando que me hiciese la prueba de embarazo, yo no quise hasta que volví del viaje. Así que aquel viernes por la noche, a mi vuelta a casa, primer Predictor positivo. Aún así, por decisión mía, repetimos el sábado por la mañana y segundo positivo. Ese fin de semana tenía despedida de soltera de una amiga de toda la vida, y desde el momento en que no me vieron probar ni una sola gota de alcohol ya sabían que esa noche había doble motivo de celebración.Un momento mágico, sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, creo que si algo tienen en común las situaciones en las que, desando convertirnos en padres, nos enteramos por primera vez de la buena noticia, es que de alguna manera nos parece hasta mentira. No terminamos de creérnoslo pues es algo como de magia ;)

      Lo mejor tu "doble celebración" con las amigas. No hay nada como que las personas que tienes cerca compartan ese momento de felicidad contigo y se alegren también ;)

      Eliminar

#Nosin tu comentario!!! ;)