Qué leche de fórmula elegir según la edad de tu bebé

lunes, 28 de octubre de 2019

El pecho de la madre fabrica el mejor alimento para el bebé, la leche materna, variando espontáneamente la cantidad exacta de grasas y nutrientes necesarios en cada etapa del crecimiento. Pero, y a partir de los 6 meses ¿cómo eliges la mejor leche para tu bebé si se introduce la lactancia artificial?

Madre amamantando a su bebé

La Organización Mundial de la Salud afirma que la lactancia materna exclusiva es lo más recomendable para el bebé durante los seis primeros meses de vida y la lactancia materna complementada con otros alimentos nutritivos hasta al menos los dos años de edad.

Aunque es innegable que la lactancia materna es el mejor alimento para el bebé, cumplir con estas recomendaciones de la OMS no siempre es sencillo por cuestiones de diversa índole como: rutinas hospitalarias, factores sociales, educacionales o laborales por ejemplo.

Afortunadamente, también es innegable que ante la imposibilidad de una lactancia materna por esas circunstancias u otras, la leche de fórmula, y no otra, es el sustituto adecuado. Por eso, no hay que estigmatizar la lactancia artificial.

Leche materna y artificial varían su composición según la etapa de desarrollo del bebé

La leche materna es única y con una composición inigualable que varía espontáneamente la cantidad exacta de grasa y nutrientes necesarios según el momento de desarrollo del bebé para adaptarse a sus necesidades y asegurar una alimentación equilibrada.

Por eso, para una lactancia artificial, se debe buscar la leche de fórmula para bebés según su edad. Todas las leches de fórmula del mercado han sido desarrolladas con unos nutrientes básicos específicos para cubrir las necesidades concretas del lactante en cada etapa, con la cantidad de nutrientes y vitaminas que requiere en cada momento, puesto que van cambiando a medida que el bebé crece.

Madre dando el pecho a su bebé

La elección de una leche de fórmula para tu bebé depende de la etapa de desarrollo

  • Leche de continuación o etapa 2: desde los 6 hasta los 12 meses de edad.
  • Leche de crecimiento o etapa 3: para niños a partir de un año y hasta los 3 años de edad.
En cada etapa el pequeño cuenta con necesidades nutricionales diferentes y por eso es importante seguir estas indicaciones para ofrecerle el mejor tipo de alimentación en cada momento. En relación a los nutrientes básicos específicos, todas las leches artificiales son iguales.

Bebé lactante de más de 6 meses tumbado y moviendo las piernas

Cada leche de fórmula tiene una composición propia añadida

Las leches artificiales se llaman "de fórmula" porque varían en los ingredientes opcionales, como por ejemplo estar enriquecidas con ácido graso omega-3, o ser hidrolizadas o con leche de soja para bebés con alergias. Así pues, la elección final depende además de las preferencias del consumidor en ese sentido y siempre siguiendo las recomendaciones de su pediatra.

• Leche para recién nacidos: La única lactancia recomendada para los recién nacidos y hasta los 6 meses de edad es la lactancia materna como fuente exclusiva de alimentación del bebé.

Bebé de un año sentado

• Leche para bebés a partir de seis meses: Es una leche de continuación formulada con todas las vitaminas requeridas, tales como la vitamina C  que contribuye al funcionamiento del sistema inmunitario y vitamina D para el fortalecimiento y crecimiento de los huesos. Además, ayuda al desarrollo visual normal de los niños hasta los 12 meses con una ingesta diaria de 100 mg de DHA.

Leche para niños a partir de 1 año: A partir de esta edad, se supone que un niño ya puede empezar a tomar leche de vaca. Sin embargo una leche de crecimiento contiene una gran cantidad de hierro y favorece así el normal desarrollo cognitivo. Contiene además calcio para los huesos y zinc para el crecimiento y se formula con vitamina C y vitamina D.

Bebé de dos años tomando leche con la cuchara

Así, ya puedes tener más claro qué leche debes elegir para tu bebé en función del momento de desarrollo en el que se encuentra y de la composición adicional más conveniente para por ejemplo fortalecer su sistema inmune, siempre bajo las recomendaciones del pediatra y cuando vayas a hacer un cambio en la alimentación de tu hijo, es importante también consultar la opinión de tu pediatra.

Aviso importante: la lactancia materna proporciona la mejor nutrición a los bebés. El pediatra es el que mejor te puede asesorar sobre el cuidado y la alimentación de tu hijo, y sobre los alimentos que debes añadir a la dieta conforme va creciendo.

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario

#Nosin tu comentario!!! ;)