Cómo mezclar los purés con alimentos sólidos

martes, 2 de diciembre de 2014

Plató con crema de verduras con huevo escalfado y virutas de jamón.
Crema de verduras con huevo escalfado y virutas de jamón
Hace unas semanas estuve en un evento que Nestlé organizó con Samantha Vallejo-Nágera para presentar su nueva línea Naturnes.

Nos hizo varias recetas con los propios productos de Naturnes que puedes consultar en el blog Mimos para mamá de mi colega Blanca. Todas riquísimas y a la vez muy fáciles, así que las puedes hacer tú en casa.

Comida sin triturar para los bebés

Samantha mezcló los productos Naturnes con comida entera y me encantó la idea de los purés con alimentos un poco más sólidos como por ejemplo el huevo escalfado.

Quizás hayas oido hablar del Baby Led Weaning (BLW) que consiste en no dar todo triturado a los bebés y dejarles experimentar por sí mismos con la comida. Si bien es un método que tiene una base bastante razonable, yo no lo usé con mis hijos, entre otras cosas porque ni lo conocía.

Si tuviera otro hijo no sé si sería capaz de poner en práctica el BLW pues creo que entraña sus dificultades, pero sí que es verdad que huiría de darle todo tan excesivamente triturado. Tanto, que las texturas normales de los alimentos llegan a darles arcadas cuando se encuentran con comida en un nivel de triturado menor. Pero sí que es cierto que intentaría compaginar ambas cosas para facilitar el acercamiento temprano a la comida solida que tiene grandes beneficios como la estimulación de la autonomía o de los músculos de la boca y favorecer entre otras cosas el habla.

Yo creo que se trata de ir poco a poco y añadir a los purés de verduras trocitos de huevo duro, escalfado o en tortilla por ejemplo. En carne trocitos de albondigas o hamburguesa incluso pechuga de pollo en trocitos muy pequeños o pavo. En pescado trocitos de merluza al vapor por ejemplo, también con algunas de las verduras del puré cocidas pero sin triturar y así poquito a poco ir metiendo cada vez más alimentos sólidos hasta llegar a la comida totalmente sólida.

De esta forma conseguiremos una transición a la comida sólida gradual, porque la verdad es que creo que sin darnos cuenta hacemos el cambio de una forma muy radical. Entre otras cosas porque en ocasiones alargamos demasiado la etapa de los purés cuando en realidad los niños ya están preparados desde antes para tomar alimentos enteros. Así que lo de mezclar los purés con alimentos sólidos me parece un buen ejemplo de "Trucos de Madre" para que los niños aprendan antes a comer de todo.

Dejo el vídeo del encuentro de Nestlé Naturnes dónde me podrás ver cocinando mano a mano con Samantha ;P


Comida para bebés comprada o cocinada en casa

Creo que el tema de la comida tan triturada para los bebés es algo con un componente un tanto cultural. Estuve hablando de este tema con Xabier Planell, Responsable de Marketing Nestlé Naturnes, que me contó que aunque si bien el público de sus productos es muy rotatorio, debido a que las madres compramos estos tarritos durante un tiempo limitado, hay costumbres que se "heredan" de unas madres a otras. Es decir que si tu madre quería los purés trituradísimos es posible que en un principio tú quieras lo mismo.

Y es que hay países en el norte de Europa en los que los purés comprados con trocitos sin triturar es lo común, mientras que en España es una excepción y es un producto cuyo consumo no está tan generalizado pero que estoy segura que poco a poco se irá extendiendo más. Ni que decir tiene que yo, de todas todas, prefiero siempre un buen puré hecho en casa, eso para mí es indiscutible. Lo que no significa que esté en contra de que existan los tarritos que puedes comprar en el supermercado. Y no es que no esté en contra, sino que estoy totalmente a favor.

Es estupendo poder echar mano del armario o de la estantería del supermercado ante cualquier imprevisto y tener comida lista para darle a tu hijo o que te vayas de vacaciones una semana a un hotel y que puedas tener solucionado el tema de la alimentación de tu bebé tan fácilmente. Además tan malo es que el niño sólo sea capaz de comer la comida comprada como que sólo quiera el puré de mamá. Hay que intentar que los niños coman de todo. Si además tenemos la opción de comprar purés con ingredientes naturales como los de Nestlé Naturnes pues mejor que mejor. Doy fe de que la textura de estos purés es como la casera de casa. Para nada son esos bloques de mazacote que sacaba del tarrito cuando les daba a mis hijos un puré comprado.

Un tarrito de Nestlé Naturnes al lado de un vaso de batido con pajita
Ventajas de los tarritos Naturnes
Otra de las ventajas que he visto en los productos Naturnes es el envase. Por supuesto de cristal que además de que conserva mejor las propiedades de los alimentos y que no transfiere ningún tipo de sustancia, luego se puede reciclar como bonito menaje para otras ocasiones. Pero es que además es un tarro de cristal más bajito y con boca ancha, lo que favorece que el calentarlo sea de forma homogénea por todo y por lo tanto más fácil. Además lo podrás remover hasta el fondo sin que te tengas que pringar los dedos. El envase me ha parecido de lo más práctico y cómodo.

Conclusión: los purés Naturnes de Nestlé son totalmente recomendables tanto por sus ingredientes naturales como por su envase de lo más práctico. Además son los preferidos de Marina, una peque que ya va a cumplir un añito y parece que fue ayer cuando a su mami le regalamos esta cesta de embutidos ibéricos.

Aquí te dejo una foto de familia, las blogueras (lo siento pero somos mayoría féminas) con Samantha en el encuentro, que me gusta mucho por lo divertido del atrezo que doy fe de que era de verdad y no de cartón-piedra ;)

Madres Blogueras con Samantha Vallejo-Nágera en el encuentro Nestlé NATURNES
Foto de familia del encuentro Nestlé Naturnes
Y tú ¿has mezclado los purés de tu hijo con trocitos de comida sólida? ¿Cuál es tu mezcla favorita o la de tu hijo?

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario en la entrada

#Nosin tu comentario!!! ;)