Cómo cuidar la vista de tu hijo

lunes, 13 de octubre de 2014


Recientemente he asistido a un encuentro organizado por la Fundación Alain Afflelou para madres blogueras. Allí conocimos a Elvira Jiménez, Óptico Optometrista y Master en Investigación Clínica que nos explicó todo lo referente a la salud visual infantil, así como las pautas y datos importantes a tener en cuenta en el cuidado de los ojos de nuestros hijos.

Estamos muy concienciados con la salud bucodental y sin embargo parece que damos un poco de lado la salud visual de nuestros hijos. Tendemos a pensar que si el niño no se queja y no nos dice nada, será que todo está bien. Pero, el niño que nace con problemas de visión no los detecta, se adapta a ellos, por eso las revisiones de la vista anualmente son fundamentales. Además, los niños prematuros pueden nacer hasta con -4 dioptrías lo que hace que su desarrollo visual sea mucho más lento.

Si en la familia tenéis antecedentes de problemas de vista, tanto tú como tu pediatra prestaréis especial atención a que tu hijo no haya heredado esa patología. Sin embargo, el no tener casos familiares anteriores, no exime a nuestros hijos de poder padecerlos. Así que aunque tu hijo te mire, te señale cosas y vea dibujos animados en la televisión aparentemente sin problemas, no te confíes y presta atención al cuidado de su vista, pues casi todas las alteraciones visuales en los niños son tratables gracias a la detección temprana.

Porqué es importante la salud visual para aprender y cómo estimular la agudeza visual
Se estima que entre el 15 y el 30% de los casos de fracaso escolar pueden tener la causa en deficiencias visuales. Si tu hijo no ve bien, no aprenderá a leer ni a escribir en condiciones óptimas. Durante los 12 primeros años de vida, el 80% del aprendizaje es a través de la visión.

Aproximadamente el 20% de los niños padecen defectos de refracción: miopía, astigmatismo, hipermetropía, etc. La alteración más común de los niños en la vista es el ojo vago o ambliopía (hay que detectarlo a tiempo). Afecta hasta el 5% de la población infantil y si se detecta a tiempo y se aplica el tratamiento adecuado, el niño puede desarrollar una visión normal.

Además, hay que trabajar la agudeza visual desde los juegos. Un buen juguete para potenciar el trabajo visual son los puzzles. Por su parte, las manualidades son muy buenas para desarrollar la coordinación viso-motora.

Cuándo hay que llevar a un niño a revisión de la vista
El 80% de la discapacidad visual es prevenible y susceptible de tratamiento, por lo que hacer revisiones es fundamental. Hay técnicas para poder empezar a partir de los tres años. Los tratamientos tienen su punto álgido de eficacia entre los 5 y los 7 años.

Nos damos cuenta de que nuestro hijo tiene problemas de visión porque:
  • Entorna los ojos para mirar o fijarse en detalles lejanos.
  • Se acerca mucho a la televisión o a los libros.
  • Adopta posiciones de torticolis (cuello torcido) cuando lee o hace los deberes.
  • Presenta cefaleas frecuentes o inexplicadas.
  • Se tapa o guiña un ojo.
  • Tuerce los ojos o bizquea.
  • Se frota los ojos con frecuencia.
  • Guiña un ojo al salir al sol.
  • Dolor o picor de ojos.
  • Padece blefaritis u orzuelos de repetición.
  • Lagrimeo excesivo.
  • Parece que tiene la mirada perdida al hablar con alguien.
  • Pobre coordinación ojo-mano gruesa y fina.
  • Dificultades a la hora de practicar algún deporte y juegos de pelota.
  • Sufrir demasiadas caídas o golpes.
  • Presenta movimientos pendulares de la vista.
  • Su pupila tiene aspecto blanco. 
El mundo tecnológico ha cambiado el uso de nuestra vista
Nuestros ojos y los de nuestros hijos, no están preparados para estar enfocados en un punto fijo durante mucho tiempo. Por eso, la actual exposición excesiva a las pantallas hace que nuestros ojos parpadeen menos, por lo tanto se sequen más y como consecuencia tengamos rojez de ojos e irritación entre otras problemáticas.

Hay trabajos que nos exponen más a las pantallas que otros y eso es inevitable. Sin embargo sí que podemos controlar en cierta medida el tiempo de exposición que tienen nuestros hijos, que no debe sobrepasar el máximo de dos horas al día en total mirando pantallas (ordenador, tablet, móvil, televisión, etc.) a corta distancia.

Además, un buen consejo que podemos aplicar tanto para nuestros hijos como para nosotros mismos, es desviar la mirada cada veinte minutos a la lejanía, para contrarrestar esa focalización excesiva y la sequedad por falta de parpadeo.

Gafas gratis para combatir el fracaso escolar
Hace años, con Carmen, ya tuve la suerte de poder beneficiarme de la revisión gratuita que la Fundación Alain Afflelou ofrece en todas sus ópticas para niños de entre 5 y 7 años. Fue muy rápido, cómodo y muy profesional. La cita vino a confirmar que Carmen no necesitaba gafas y tenía una buena salud visual. Sin embargo, si no hubiera sido así, la fundación regala un par de gafas a todos los niños que las necesiten. Es una campaña cuyo objetivo es combatir el fracaso escolar fruto de problemas visuales. Cuando Bruno se sitúe en el rango de edad de la campaña, no dudaré en llevarlo para la pertinente revisión. Si necesitas más información la puedes encontrar en el 900811170.

¿Tienes o has tenido problemas de vista en tu familia? ¿Cómo lo detectaste?

#Nosin tus comentarios 6

  1. Que suerte que ya hayáis pasado la revisión con Carmen. Nosotros nos acercamos este fin de semana y nos dieron cita para el 25 de noviembre!

    Están a tope, lo que significa que cada vez nos preocupamos mas de la salud visual de los peques.

    Me alegro de que tu revisión haya ido bien, ya te contaré que tal la nuestra 😉
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que el príncipe tiene una vista de lince ;)
      Besitos guapa!!!

      Eliminar
  2. Tienes razón, es un tema que se deja de lado y es muy importante... mi chico mayor ya lleva dos revisiones.. una en el cole al final del curso pasado y él ya había tenido otra porque le dolía mucho la cabeza y le gustaba ver la tele muy de cerca... al final todo manías... una vista de águila.
    Voy a compartirlo para que a nadie se le pase este aspecto de la salud de nuestros hijos... un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro mucho de que tu niño tenga vista de águila ;) Pero efectivamente hay que estar al tanto de todo y a veces se nos pasan cosas, así que te agradezco mucho que lo compartas :)
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  3. Que me habría encantado ir! Justo hace poco escribía un post porque a mi hija de 2 años le tenemos que poner gafas, y no es algo que se mire especialmente en bebés pero creo qeu es super importante poder detectar un problema a tiempo para mejorar su coordinación y los primeros años de aprender, leer libros, entender formas... Ojalà me hubieran invitado! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta razón tienes, la detección temprana es fundamental para resolver posibles problemas.

      Eliminar

#Nosin tu comentario!!! ;)