Cómo ahorrar en las compras para tu bebé

lunes, 17 de agosto de 2015

Cuando planeas la llegada de tu bebé te enfrentas a las compras de todo lo que necesitas. Ropita de recién nacido, el carro, la silla del coche, la minicuna, la cuna, la bañera,... La lista parece casi interminable.

Hucha de cerdito

Si no tienes un plan de adquisición de todo lo que necesitas, puede que te encuentres con un desembolso importante de golpe. Sin embargo, hay opciones para mitigar el esfuerzo económico y que el gasto sea más progresivo e incluso menor y te lo digo por propia experiencia, pues es algo con lo que he tenido que lidiar muy recientemente.

Organiza las compras de tu bebé

  1. Haz un listado con todo lo que crees que necesitas. Es mejor tener una lista guía sobre la que trabajar para ir modificando, añadiendo o quitando según vayas teniendo más claras tus necesidades y/o vayas adquiriendo las cosas de tu bebé. Así, sobre el papel podrás planificar mejor tus compras.
  2. Hereda y reutiliza. Aunque hay que tener en cuenta que no todo es reutilizable, si ya tienes hijos mayores o te ofrecen algo usado para tu bebé, valora si está en buen estado y aprovecha la vida útil de las cosas. Así estarás poniendo en práctica un consumo responsable y ecológico. Valores que podrás transmitir a tu hijo con el propio ejemplo.
  3. Escalona las compras. No pretendas tener todo antes de que llegue tu bebé. Es muy posible que veas mejor tus necesidades reales cuando ya tengas a tu hijo en casa y además así también escalonas el desembolso de dinero.
  4. Céntrate en lo imprescindible. Evitarás compras innecesarias y darás oportunidad a que te regalen lo que vayas a necesitar más adelante.
  5. Aprovecha rebajas y promociones. Durante los nueve meses que dura un embarazo es seguro que habrá periodos de rebajas y promociones, así que aprovecha esas ofertas para ahorrar en las compras de tu bebé. 
  6. Vende lo que ya no usas. Compra lo que necesitas para tu bebé y cuando crece y ya no lo usa véndelo.

    El concepto de reutilizar, además de ahorro, implica un modelo de consumo más sostenible, responsable y ecológico, alargando la vida útil de los productos. Sin contar con que te despreocupas de dónde almacenar los trastos y enseres que ya no usas. Algo que además, teniendo en cuenta las dimensiones de las casas de ahora, facilita la logística y organización del hogar y mucho.
¿Qué te parece esta organización de las compras para el bebé? ¿Te interesa un modelo de consumo sostenible con reutilización?

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario en la entrada

#Nosin tu comentario!!! ;)