Educación financiera, incluyela en el curriculum de tus hijos

viernes, 30 de noviembre de 2018

Los niños en el cole aprenden lengua, matemáticas e inglés. Fuera del cole los papás intentamos complementar su educación con actividades deportivas y artísticas, pero ¿te has planteado que los niños también necesitan educación financiera?



Hablar de dinero con los niños

¿Sabías que los niños con cuenta corriente obtienen mejores notas en el informe PISA de educación financiera? Una piensa en educación financiera y no sabe ni por dónde empezar. Hay que reconocer que es un tema complejo y más aún si venimos de un modelo educativo en el que a nosotros tampoco se nos habló de dinero.

Para empezar, te recomiendo el vídeo de la campaña #DeTúaTú de CaixaBank, plantea cómo tratar temas tan importantes como la paga, los gastos o el ahorro.


Y es que hablar de dinero, de gastos y ahorro no deben ser temas tabú, forma parte de nuestra vida del día a día y de la de nuestros hijos. Sin ir más lejos, no hemos ni salido de los gastos de la vuelta al cole y ya entramos en los de la época navideña.

¿Por qué nos cuesta hablar tanto de dinero en general?

Culturalmente se percibe como de mal gusto o falta de educación ya que es un concepto que se asocia a la avaricia, incluso se llega a considerar algo "sucio" o indigno.

En el caso de las mujeres se agrava el problema, pues esa percepción del dinero choca frontalmente con la idea de que la mujer debe ser pulcra, pura entre otras muchas "virtudes". Y es que la poca educación financiera que haya podido existir ha sido orientada hacia el hombre y con la mentalidad masculina.

Así que, sin ninguna duda, si queremos empoderar a nuestras hijas para que consigan desarrollarse profesional y personalmente como deseen, hablar de dinero debe estar en el orden del día sí o sí.

Educación financiera para empoderar a las niñas

Además, debemos ayudar a que nuestros hijos tengan una relación sana con el dinero hablando con naturalidad del tema y transmitir que el dinero en sí mismo no da la felicidad.

Ideas para tratar en nuestro día a día el tema del dinero con los niños

Hay que aprovechar los momentos de la compra comparando ofertas, comentar los gastos cuando vamos al cine, a comer a un restaurante o de vacaciones o reflexionar sobre el coste de los caprichos, por ejemplo.

Con este tipo de conversaciones también les ayudaremos a comprender que el dinero es un bien que ganan los padres con su trabajo y esfuerzo y que no es ilimitado. Cuando los ingresos se reducen o los gastos aumentan no hay que ocultarlo, los niños deben saberlo para entender los motivos por los que "nos apretamos el cinturón".

Paga sí o no

Paga sí. Es una herramienta que ayuda a fomentar la responsabilidad financiera. Si no damos la paga a nuestros hijos les privamos de experimentar situaciones en las que podrán aprender conceptos financieros que les servirán en el futuro. Por ejemplo:
  • Hacer un presupuesto para administrar su dinero.
  • Aprender el ahorro al ver que renunciando a gastar en el momento podrán acumular cantidades para comprar algo más costoso y más deseado en el futuro.
Asignar una paga a nuestros hijos conlleva responsabilidades, es decir “te doy dinero pero tus caprichos te los administras tú”. Se puede hacer una lista de “cosas permitidas”, le dejamos así un abanico de posibilidades en las que se puede gastar la paga, para de esta forma delimitar en qué consiste la transferencia de responsabilidad y evitar que lo gaste en cosas que consideramos perjudiciales para ellos como por ejemplo podrían ser golosinas o comida basura.

Propina sí o no

Hay quien considera que la paga debe ser a cambio de hacer tareas en casa. Sin embargo, las tareas domésticas las hacemos los padres sin cobrar y podemos llegar a transmitir que si un día no hubiera recursos en casa no hace falta que colaboren.

El punto intermedio podría ser que tengan una pequeña paga fija y que consiga remuneración por tareas que supongan un ahorro para la familia como: lavar el coche o hacer una pequeña reparación por ejemplo.

A qué edad dar propina y cuánto

Podemos introducir el concepto de la paga o darles dinero a los niños semanalmente y con un importe pequeño.
  • Cuándo: Se puede poner una paga a partir de que empiezan a conocer las monedas y hacer sus primeros cálculos, eso es a partir de primero de primaria, sobre los 6-7 años.

    La periodicidad podrá ampliarse hasta llegar al mes cuando los chavales tengan 12-13 años, de esta forma aprenderán a gestionarse todavía mejor.
  • Cuánto: El importe de la paga debería ser lo suficientemente generosa para que hubiera algo a administrar y los suficientemente limitada para que obligue a gestionar, priorizar y pensar en qué se va a gastar.

    A medida que los niños van creciendo el importe de la paga se podrá ir incrementando. Además, a cierta edad, no ha de limitarse solo para “extras” o gastos personales, sino que puede ser también para administrar todos los gastos de un joven o adolescentes.
A qué edad dar propina y cuánto

Enseñar consumo responsable, ahorro, inversión y solidaridad

Para poder ahorrar hay que practicar un consumo consciente y responsable, evitar las compras compulsivas, fomentar la reutilización y garantizar unos ingresos que nos permitan poder ahorrar.

Enseñar el ahorro es importante, pues es la clave de su futura tranquilidad. Pero también hay que enseñar el equilibrio entre ahorrar e invertir. El ahorro o recorte de gastos tiene un límite, llega un momento en que no se pueden reducir más los gastos.

Sin embargo, sí que podemos estudiar la manera de aumentar nuestros ingresos y eso en ocasiones requiere una inversión, que no un gasto. No caigamos en que por evitar "un gasto" nos privemos de tener ingresos que superen el coste de inversión.

Para ayudarles a ahorrar podemos animarles a marcarse metas u objetivos. Como por ejemplo comprar un juego para la consola, ir de fin de semana o hacer un curso de guitarra. Tener objetivos hace que ahorrar tenga más sentido y deje de ser algo abstracto. Incluso podemos poner algún objetivo familiar común y ahorrar entre todos para un plan o viaje todos juntos por ejemplo.

Una buena idea para fomentar el ahorro es premiar a nuestro hijo por él, es decir, si se propone ahorrar 3 € a la semana, podemos decirle que si en diez semanas tiene 30 € le daremos 3 € más. De esta forma incentivamos el ahorro y le reconocemos el esfuerzo.

Ahorrar o invertir el dinero


También hay que enseñar a ahorrar sin convertirlos en personas tacañas, así que también podemos introducir conceptos como la solidaridad, una parte de la paga se puede dedicar a ayudar a los demás.

Predicar con el ejemplo

Pero además de hablar con nuestros hijos de la gestión financiera, sobre todo debemos darles un buen ejemplo. Lo primero de todo es tomar consciencia de los gastos que tenemos, pues muchas veces no sabemos ni en qué nos gastamos el dinero. Hay varias aplicaciones disponibles que facilitan esta tarea.

Una vez somos conscientes de los gastos que tenemos entonces podemos elaborar presupuestos a los que ceñirnos para vivir dentro de nuestras posibilidades.

Otras buenas prácticas para mejorar nuestra gestión financiera y dar buen ejemplo son: No comprar compulsivamente, aprovechar ofertas, hacer un consumo responsable de los recursos al no malgastar agua ni luz y vender o donar objetos que nosotros ya no usamos pero que pueden ser útiles para otros.

Evento de CaixaBank

Y es que para que nuestros hijos tengan una buena educación financiera, primero tenemos que aprender nosotros y eso fue lo que hicimos en el evento al que tuve ocasión de acudir de la mano de CaixaBank y a través de Madresfera con, Jordi Martínez Llorente, experto en educación financiera.

Y vosotras ¿habláis de dinero con vuestros hijos? ¿y con vuestras hijas? ¿les dais paga o pensáis dársela?

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario

#Nosin tu comentario!!! ;)