Mostrando entradas de #OrganizaciónConEmoción

Momentos perfectos para ordenar en una casa con niños

jueves, 24 de marzo de 2016

Ya te conté por qué es importante el orden en el hogar familiar y los ocho beneficios que obtendrás cuando lo lleves a cabo. También te di algunas pistas de cómo tener tu casa y cabeza ordenadas.

Infografía momentos perfectos para ordenar en una casa con niños

Para respetar el orden del lugar que asignamos a las cosas hay que crear las correspondientes rutinas. Por ejemplo, si las llaves las ponemos colgadas del picaporte de la puerta de entrada, tendremos que ponerlas siempre ahí en cuanto entremos en casa y así siempre estarán en su sitio y siempre las tendremos disponibles y las podremos encontrar fácilmente.

Otra forma de mantener el orden en una casa es hacer limpiezas generales cada cierto tiempo, pues las limpiezas a fondo ayudan a rehacer el orden dónde se haya perdido. Sin embargo también se pueden hacer mini-limpiezas generales. Cuando la familia ha aumentado, hacer una limpieza general de una sentada es como misión imposible, aunque a mí me encantaría.

Los cambios de estación suelen ser un buen momento. Son ocasiones idóneas para mejorar e implementar el orden y para valorar el uso que le hemos dado a las cosas.

Escritorio de trabajo ordenado

Yo hago semi-limpieza general y reorganización mínimo cinco veces al año:
  1. Vuelta al cole. Toca reorganización de materiales escolares y uniformes.
  2. Cambio de armario otoño-invierno. Perfecto para retirar la ropa de verano que no nos va a servir para el siguiente estío y las cosas de invierno que hemos guardado pero que finalmente tampoco nos valen.
  3. Recoger la decoración de Navidad. Hay que guardar todos los adornos y hacer sitio a los nuevos regalos, una ocasión buenísima para reorganizar los juguetes.
  4. Cambio de armario de primavera-verano. De nuevo le damos una vuelta a la ropa.
  5. Fin de curso. Momento de retirar el material escolar que los niños ya no necesitan y guardar a buen recaudo las cosas que creamos que pueden servir para el próximo curso.
Armario ordenado

Si haces esas cinco semi-limpiezas, verás que hay muchos objetos que no has usado nada y que en realidad no vas a usar nunca más. Descubrirás que todo lo que necesita tu familia es tener menos, porque aunque no te lo creas, menos es más. Menos cosas es más tiempo para ti y para tu familia.

Es el momento de deshacerse de esas cosas. Hay que desechar, regalar o donar lo que no sirva, pues ocupa espacio y hace más difícil mantener el orden. Además, cuando las cosas no son útiles, no sólo no te facilitan la vida, sino que la complican al tener que estar pendiente de alguna forma de esas cosas que tienes y que sin embargo no te sirven para nada.

Y tú ¿cuándo encuentras el mejor momento para ordenar en tu casa? ¿haces semi-limpiezas y cambios de armario?

La importancia del orden en el hogar familiar

martes, 16 de febrero de 2016


Las labores como las de limpieza o bricolaje siempre las puedes subcontratar, e incluso que un decorador profesional te deje tu casa preciosísima. Así, con ayuda, te puedes quitar un gran peso de encima. Sin embargo, ordenar es algo que en mi opinión tiene que hacer uno mismo, pues es fundamental que encuentres tu propio orden. Sigue leyendo »

Cómo tener tu casa y cabeza ordenadas

miércoles, 10 de febrero de 2016


Las madres vamos por la vida de cabeza intentando llegar a todo, así que conseguir un reducto de paz mental es vital para no volvernos locas. El mantener un mínimo orden además de crear un entorno agradable, aumenta nuestra calidad de vida al reducir el estrés por no hallar lo que necesitamos y al ahorrarnos el tan preciado tiempo buscándolo, muchas veces en el momento más crítico.
Sigue leyendo »

Tentenpiés saludables para el recreo y la merienda

lunes, 25 de enero de 2016


Ya te dije que las madres somos organizadas por necesidad. Y es que la necesidad agudiza el ingenio. Como cuando no sabemos qué poner para comer a la hora del recreo, uno de los clásicos quebraderos de cabeza en la buena alimentación de los niños. Toma nota de estas ideas que te traigo.
Sigue leyendo »

Las madres son organizadas por necesidad

lunes, 11 de enero de 2016

El hombre tiene capacidad de adaptación a las nuevas situaciones, no te digo ya una madre. Y es que la necesidad agudiza el ingenio.

Cuando yo estaba embarazada de mi tercera hija, ya teníamos plena ocupación con dos hijos y sus respectivos quehaceres, así que una de las cosas que te cuestionas eventualmente con preocupación es: “¿Cómo nos las vamos a arreglar cuando seamos cinco?”.

Las madres somos organizadas por necesidad

A modo de bálsamo, para tranquilizarte y evitar sufrir por lo que está por llegar, tu fuero interno te dice: “De alguna manera nos organizaremos, ¿no lo hacen el resto de familias numerosas? pues nosotros también”.

Todos tenemos dificultades a la hora de organizarnos

Pero las dificultades de organización no son exclusivas de las familias numerosas. En mayor o menor medida, cada familia tiene su particular caballo de batalla y eso será lo que nos movilice a buscar más o menos soluciones.

Además uno no puede creerse el ombligo del mundo y pensar que su situación es más complicada que la de los demás y adoptar un papel de víctima que no lleva a ningún sitio ni ayuda a cambiar las cosas. Tampoco se debe generar un autoconcepto de incapacidad organizativa irreal, pensando que los demás tienen más dificultades y que aún así lo hacen mejor.

Hay que ser honesto y realista con la situación particular de cada uno, así se pueden encontrar las soluciones al alcance de uno mismo.

Muchas familias viven lejos de familiares que puedan echar una mano y hacer todo más llevadero con su ayuda. Las hay que no pueden contar con el padre de familia porque tiene unos horarios de trabajo infames o viaja mucho. En otras, son las madres quienes tienen unos horarios horribles o tienen que viajar habitualmente.

¿Te sientes identificada con alguna de estas situaciones? Seguro que sí, pues nadie tiene todas las facilidades del mundo. Y si tu vida no se parece a nada de eso, disfruta todo lo que puedas por ti y todas tus compañeras. Aunque si estás interesada en una mejor organización, sospecho que no es tu caso.

Desde fuera, quien cuenta con más recursos se pregunta “¿Cómo lo hacen, si yo sólo con esto (léase la situación de cada uno: un hijo, con ayuda de familiares cercanos, el padre de familia en casa por las tardes para echar una mano, etc) no llego?”. Te parece increíble la capacidad de organización que tienen esas familias con otras o más dificultades que la tuya.

Cuando yo le anuncié a una buena amiga que esperábamos un nuevo miembro en la familia, así, sin que yo le dijera nada al respecto, pero imagino que intuyendo la preocupación por cómo organizarnos, me dijo: “En el colegio de mi hija yo lo que veo es que las que mejor se organizan y con diferencia son las madres de familia numerosa” y oye, como que sí que me tranquilizó lo que me dijo.

La necesidad agudiza el ingenio

Desarrolla el pensamiento lateral y creativo

Pero analicemos un poco esta premisa. No se trata de que parir un tercer hijo te dé repentinamente superpoderes de organización y pases a estructurar tu vida espontáneamente con aprovechamiento del tiempo de forma tan perfecta y óptima que ríete tú de quién le lleva la agenda al presidente de los Estados Unidos.

Ni tampoco que quien tenga un solo hijo (tenga la familia cerca para ayudar, cuente con el padre de familia, buenos horarios y flexibilidad laboral, etc.) sea un torpe totalmente inútil, incapaz de organizarse mínimamente.

Más bien se trata de lo que anuncia el epígrafe de este punto y es que: “la necesidad agudiza el ingenio” y cuando no tienes forma de hacerlo de la manera más común o más fácil, tu cerebro empieza a elaborar alternativas, pensamiento lateral que lo llaman.

Cuanto más frecuentemente se den estas situaciones que requieren organización alternativa para solventarlas, más entrenado estará tu cerebro para pensar otras opciones de llevar a cabo lo que deseas o necesitas. Se abrirá ante ti todo un mundo de posibilidades que puede que te ofrezca opciones que luego veas que son incluso mejores que la idea inicial imposible de llevar a cabo.

Así que abre tu mente al ingenio, pues como beneficio colateral desarrollarás un pensamiento creativo que desde luego te servirá en múltiples ocasiones.

Aprende de tus hijos que no tienen prejuicios

Tus hijos también pueden fomentar esa forma de pensar y darte ideas igual de válidas o mejores aún que las tuyas.

Aprende del pensamiento creativo de los niños

Los niños no tienen su pensamiento tan condicionado como el nuestro, ni tiene tantos esquemas preconcebidos de cómo deben de ser las cosas. Así que aprovechemos esa cualidad en lugar de extinguirla con pensamientos rígidos y poco flexibles.

Está claro que la necesidad hace que le des vueltas a las cosas y encuentres otras formas de hacer y organizarse. Mientras que cuando no tienes problemas, actúas de la manera habitual y convencional, pues las cosas que funcionan es mejor no tocarlas y al fin y al cabo, ¿para qué complicarse sin necesidad?

Ten en cuenta que si no te organizas mejor quizás sea porque no lo necesitas.

Y tú ¿en qué encuentras especial dificultad a la hora de organizar tu vida familiar?