Ideas para decorar una casa con niños

martes, 2 de mayo de 2017

Cuando los niños llegan a una familia nos cambian la vida, pero ¡también la casa! Hay que compartir el espacio con los más pequeños y crear un ambiente agradable, seguro y bonito. En este artículo te doy ideas para crear un hogar para tus hijos y facilitar el día a día de toda la familia.


De la misma manera que no hay ninguna persona igual a otra, no hay ningún hogar igual a otro. Cada casa tiene su propia personalidad, según quien la habite. Te voy a dar unas pautas que puedes adaptar a tu propio hogar familiar con vuestro estilo y vuestros gustos. En Livingo, el catálogo de muebles para el hogar online, encontrarás todos los productos de los que te hablo y se ven en las fotos.

Como siempre digo, un hogar es el refugio de la familia, donde todos estamos a gusto y a salvo. Donde el ambiente es óptimo para el desarrollo de todos, sí, los mayores también nos seguimos desarrollando. Pero en un hogar con niños, se trata de estimular especialmente a los más pequeños de la casa.

Para construir ese refugio familiar hay que tener muy presente la funcionalidad. Si algo tengo claro es que las cosas deben estar al servicio de las personas y no al revés. Por eso mi filosofía de utilidad no contempla los "salones de exposición" ni ninguna otra variante que se le asemeje y no por ello hay que renunciar a un entorno bonito.

Hay que buscar el equilibrio de la funcionalidad junto con la estética, que también tiene función en sí misma. La belleza y armonía en el espacio crea un entorno acogedor, nos relaja e incluso nos inspira.

También hay que asumir que la decoración de nuestro hogar no puede ser permanente. En el mundo actual todo está en constante cambio, nosotros también, así que nuestro hogar debe evolucionar y cambiar a medida que lo vaya haciendo nuestra familia.

Espacios diáfanos

Los niños sobre todo necesitan espacio para moverse, así que lo mejor es no abusar de amueblar las estancias. Elegir muebles que no sean voluminosos y que no impidan el paso y que visualmente no resulten agobiantes.

De la misma manera que una estancia totalmente vacía parece más pequeña de lo que es, una habitación excesivamente amueblada también se ve más pequeña de su tamaño real.

Un gran sofá dónde quepamos todos y asientos extras

Elige el sofá más grande que permita el espacio de tu salón, sin que resulte excesivo. Y es que tener espacio para sentaros todos juntos es estupendo para ver películas, relajaros o simplemente jugar a algún juego de mesa.

También es muy útil contar con asientos extra para los más pequeños, como puffs, otomanas o sillas y pequeños taburetes cómodos para ellos e incluso para los mayores. Seguro que además son muy útiles para cuando tengáis amigos de visita.

Alfombras para ir descalzos por el suelo

Contrariamente a lo que culturalmente hemos aprendido, andar descalzo mejora la postura, salud e incluso inteligencia. Para los niños y los bebés es exactamente lo mismo, por eso hay que evitar calzar precozmente a los más pequeños.

Dicho lo cual, lo mejor para que te quedes tranquila y no sufras por que pillen un resfriado, máxime cuando los bebés están todo el día gateando y jugando en el suelo, es que pongas alfombras. Crean un ambiente muy acogedor y hay un montón de opciones. Las hay especialmente pensadas para los más pequeños y las hay hasta vinílicas que se pueden incluso limpiar con una fregona.

Todo a su medida

Aunque parece que la mejor opción puede ser instalar ya una cama de adulto que le vaya a servir para largo tiempo al niño que no para de crecer, una camita pequeña a su medida, deja más espacio libre en su habitación para jugar a sus anchas. Y es que cuanto más pequeños más espacio necesitan para moverse.

Un escalón alzador servirá para que tu hijo pueda estar a la altura del lavabo para lavarse los dientes, o que la encimera de la cocina le quede a su alcance para cocinar con papá o mamá. Gracias a este pequeño accesorio los niños ganan autonomía y autoestima al comprobar la capacidad que tienen para hacer las cosas por sí mismos. Y es que es recomendable que tengan las cosas a su alcance para que puedan ir implicándose más en las pequeñas tareas del hogar, como por ejemplo poner la mesa.


Por supuesto una de las principales cosas que hay que tener en cuenta en un hogar con niños es la seguridad. Los protege-enchufes o barreras de escaleras son importantes para evitar accidentes. También las vajillas y cubiertos pensados totalmente para los más pequeños, como los platos de melamina que difícilmente se pueden romper, son muy útiles cuando aún se les caen habitualmente la cosas, para evitar trozos de cristales rotos con los que los niños se pueden cortar y dañar.

Muebles de almacenaje y organización

Hay muchas razones por las que el orden en el hogar familiar es importante, entre otras cosas para no volvernos locos. Y para tener esa organización, que no esté "todo por medio" y que los niños puedan ayudar a ese orden guardando sus propias cosas, son importantes los muebles de almacenaje y organización.

Te recomiendo huir de las estanterías totalmente abiertas, es muy útil que en la parte inferior tengan puertas o cajas y cestas que evitan que se acumule el polvo y dan un aspecto visual más organizado, despejado de multitud de objetos y por lo tanto más relajado.

Los juguetes y zonas de juego son parte de la decoración

Hay que asumir que a partir del momento en el que tienes hijos, los juguetes y las zonas de juego pasan a ser parte de la decoración, pero se pueden integrar de una forma muy armónica. Así, por ejemplo, una casita de muñecas abierta puede ser una estantería de la habitación.

Una pizarra, mesita con sillas a su medida, un rincón de lectura son elementos indispensables para que puedan disfrutar de las actividades que les gustan tanto como leer cuentos o pintar.

Por su parte, y aunque las cocinas de hoy en día son más bien reducidas, me parece una grandísima idea encontrar un rincón para poner su cocinita en la cocina. Así, mientras preparáis la cena o la comida, tu peque puede disfrutar de imitarte con el juego simbólico de jugar a las comiditas. Y es que las cocinas son muchas veces los centros neurálgicos de las casas, en la nuestra desde luego la cocina sí que es nuestro centro de operaciones.

Decora las paredes con imágenes especiales

Enmarca y cuelga sus dibujos más especiales o pon fotos de vuestros momentos en familia. Será algo que os gustará ver siempre y que harán que vuestra casa sea vuestra y no pueda ser de ninguna otra familia.

En casa tenemos un rincón con un portafotos múltiple en el que vamos poniendo imágenes de nuestras sesiones de fotos familiares y podemos ver cómo vamos cambiando todos y nos encanta.

Lo más importante es que tus hijos estén a gusto y sientan que su casa es su hogar. Seguro que lo consigues si les tienes en cuenta a la hora de decorar y de pensar en cada espacio de vuestro refugio.

Todos estos artículos de decoración y más en: www.livingo.es

#Nosin tus comentarios 1

  1. Qué ideas tan chulas ;)
    Lo de los espacios diáfanos es clave!

    ResponderEliminar

#Nosin tu comentario!!! ;)