Medalla de galleta para el mejor padre

sábado, 18 de marzo de 2017

Vaya por delante el tema de que el azúcar en casa está proscrito y sólo la dejamos para honrosas excepciones como el Día del padre. Además, no somos expertos en repostería creativa, pero podemos hacer nuestros pinitos y te lo recomiendo ya que a los niños les encanta y tal y como su propio nombre indica es una actividad que despierta la creatividad.

Galletas de medalla para el día del padre

¿Quieres preparar con tus hijos un auténtico premio para el Día del padre? Pues aquí te pongo una propuesta muy muy dulce.

En su día, #Elpadredefamilia llegó a casa por la mañana de su habitual ruta en bici y pudimos galardonarle con una preciosa medalla de galleta. Le hizo mucha gracia y mucha ilusión.

Cómo hacer galletas de medalla

Lo primero de todo tienes que preparar las galletas para decorar. No te compliques y coge una receta sencilla de galletas de mantequilla y chocolate para decorar. Y digo de chocolate porque no tiene ninguna complicación añadida, sólo implica el extra de cacao y están riquísimas.

A riesgo de que las expertas reposteras me crucifiquen, te digo que incluso la puedes simplificar más y prescindir del aroma de vainilla por ejemplo y de tamizar el azúcar. Salen bien igualmente y tampoco queremos unas galletas con un acabado "megaprofesional", sino algo bonito y resultón con lo que se diviertan los niños mientras lo preparan.

Aparte de los ingredientes, necesitas los cortadores de galletas. Para estas en concreto es suficiente con un cortador sencillo redondo y lo que también necesitas es algo muy muy pequeño con lo que cortar el agujero por el que irá la cinta de nuestra galleta, que es imprescindible hacer antes de hornear. Es posible que haya algún cortador específico pero nosotros no teníamos y usamos una pajita rígida no desechable que hacía bien el agujero.

Galleta de premio para papá

Cómo decorar galletas de medalla

Una vez que ya tienes tus galletas hay que ponerse manos a la obra para decorarlas. Aunque a priori parece que decorar con fondant puede ser más sencillo por ser una masa similar a la plastilina, yo prefiero mil veces el glaseado. Entre otras cosas porque lo haces tú mismo y sabes exactamente que es lo que lleva: kilos y kilos de azúcar, pero al menos no lleva nada más y además te permite hacer muchísimas cosas.

Cómo preparar el gláseado. Es básicamente azúcar glas con clara de huevo. En casa lo que hemos hecho siempre ha sido comprar claras pasteurizadas en el supermercado.

  1. Bate una clara de huevo con la barilla. (Sirve una batidora normal).
  2. Añade el azúcar poco a poco. Yo ni tamizo el azúcar ni nada y sale. Lo del tamizado es para que no tenga grumos, pero habitualmente este azúcar está bastante suelto.
  3. Sigue añadiendo el azúcar hasta que tenga una consistencia bastante densa.

Mete el glaseado denso en una manga pastelera con una boquilla redonda muy fina. La consistencia es como el merengue, en el sentido de que das la vuelta y no se cae. Eso será lo que te sirva para delimitar los bordes del glaseado en la galleta para que no se desborde. En la galleta morada de la foto puedes diferenciar ese glaseado más duro porque es el borde blanco.

Medallas de galleta para papá

El resto del glaseado separas un poco y le pones algún colorante si quieres hacerlo de algún color que no sea blanco para hacer decoraciones como por ejemplo una corona de laureles. Yo he usado los colorantes alimentarios líquidos que venden en el supermercado y no he tenido ningún problema. Este glaseado de relleno hay que licuarlo un poco y lo haces añadiendo unas gotitas de agua de poco en poco. Luego lo metes en biberones de repostería para poder aplicarlo.

Con la manga pastelera haces el borde con el glaseado, para esto hay que tener un poquito de pulso, así que es mejor que lo hagas tú. Tienes que hacer borde tanto en el perímetro de la galleta como en el agujero para que la glasa más líquida no se desborde por ahí. A continuación puedes dejar que los niños la rellenen entera de blanco. Así ya serviría para dejarla secar y luego decorarla con rotulador alimentario.

Pero si quieres hacer una corona de laureles, aunque te parezca complicado, es muy muy fácil. A continuación de haber rellenado con el blanco coges el biberón con la glasa verde y haces una línea de pequeños puntos a cada lado. Con un palillo arrastras desde encima del primer punto y consigues hacer ese dibujo. Los niños también pueden hacerlo.

Tienes que dejar secar las galletas hasta que la glasa se ponga dura para poder escribir con el rotulador alimentario y que no se hunda. Me gustó la idea de dibujar un bigote y poner "Premio al mejor padre" o poner también "Papá nº 1". Ahí al gusto y la imaginación de cada uno.

Regalo de galleta para el día del padre

Cómo empaquetar galletas de medalla

Una vez que las galletas ya están decoradas y secas podemos empaquetarlas.

Necesitaremos:

Con las cintas haces los cordones de las galletas que previamente atas y posteriormente pasas por las galletas. Una vez puestos los cordones las metes en las bolsas dejando las cintas por fuera y atas las bolsas con un trozo de cinta igual.

Regalo de galleta para el mejor padre

Aunque escrito aquí punto por punto te puede parecer algo complicado, en realidad es mucho más sencillo de lo que parece, muy divertido y resultón.

Eso sí, es verdad que te dedicarás una buena tarde horneando y decorando en la cocina, pero es una actividad muy tranquila y de slowlifestyle. Yo me junté con otra mami y los niños y así entre todos hicimos varias medallas para los papis.

En general, cuando hemos hecho galletas decoradas nos hemos puesto toda la familia al completo y ha sido muy entretenido, relajante y divertido.

Y a ti ¿qué te parecen estas medallas de galletas para el día del padre?

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario en la entrada

#Nosin tu comentario!!! ;)