Cómo lavar menos sábanas

viernes, 3 de febrero de 2017

Cuando tienes niños reducir el volumen de la colada es fundamental para evitar un poco la locura. Salvo escapes nocturnos, existe una forma de lavar menos sábanas y simplificar esa tarea tan pesada.

Cómo lavar menos sábanas

Cada cuánto tiempo hay que cambiar las sábanas

Yo tenía grabado a fuego que las sábanas hay que cambiarlas cada semana. Sin embargo, según una encuesta realizada por la revista «Women’s Health» entre sus lectoras, hasta un 16% admitía no lavarlas más de una vez al mes y un 32% no cambiaba nunca las almohadas.

La verdad que me sorprendió bastante, porque a todos nos gusta acurrucarnos entre unas sábanas limpias y suaves. Y no sólo influyen para conciliar el sueño, sino que también son importantes para no estar en contacto con ácaros y bacterias o fluidos corporales como saliva y sudor que se acumulan noche tras noche.

Para eliminar todas esas sustancias, los expertos recomiendan lavar las sábanas en agua caliente una vez a la semana o cada quince días como máximo.

Ropa de cama niños

Lavar semanalmente todas las sábanas de un hogar familiar con niños puede complicar la colada. Si además hay escapes nocturnos, algo más frecuente de lo que se admite, es invierno y con días lluviosos, la cosa se puede complicar mucho.

Cuando todas esas circunstancias confluyen, tener sitio para poder secar todas las sábanas mojadas parece misión imposible. Si tienes secadora aún lo puedes solucionar fácilmente, pero si no, te puedes encontrar con la desagradable tarea de tener que deshacerte del olor a humedad en ropa recién lavada. Las bacterias son las que causan el olor a humedad en la ropa y para eliminarlo hay que recurrir a un desinfectante textil.

Humedad en la ropa

Coordina tus juegos de sábanas entre sí

Yo he encontrado una forma bastante eficiente de adaptar la recomendación de los expertos de frecuencia de lavado de sábanas. Así, ni las lavo todas las semanas, ni espero a hacerlo cada quince días que puede resultar demasiado.

Pongo un juego de sábanas nuevo por completo cada quince días, pero a mitad cambio sólo la sábana bajera y la almohada que es lo que más se ensucia por fluidos corporales como saliva y sudor. Y es que los niños en el primer tramo de la noche es frecuente que suden como consecuencia de la bajada de actividad.

Alterno los cambios completos, así una semana cambio completamente las sábanas de los adultos y sólo sábanas bajeras y almohadones de los niños y a la semana siguiente es al contrario. Así no coincide todo el volumen a la vez, se distribuye el trabajo.

Los pijamas los lavamos con mayor frecuencia y no necesariamente a la vez que lavamos las sábanas, y es que además muchas veces se ensucian con comida de la cena o pasta de dientes.

Ropa de cama combinable entre sí

Y ¿cómo se hace esto sin tener un cacao de mezcla de sábanas? Soy de la opinión de que hay que tener las cosas justas, así en casa tengo juegos de sábanas de quita y pon para cada uno. También tengo algún juego para invitados del que puedo echar mano en alguna emergencia (una noche de vómitos por ejemplo), pero si no, con dos juegos de sábanas por persona es más que suficiente para funcionar.

Me gusta que las cosas estén emparejadas, almohadones o sábanas bajeras sueltas no son de ninguna utilidad. Así que cada juego de sábanas tiene su propia funda de edredón, sábana bajera y almohadón. Mi truco es que las sábanas bajeras y almohadones de ambos juegos combinen con ambas fundas del edredón nórdico.

Sábanas de cuna

Además, este truco también es muy útil si en casa tenéis algún escape nocturno y es que con suerte, muchas veces ni se moja el edredón, en cuyo caso cambiar el juego completo no tiene ningún sentido.

Así, además de ahorrar en volumen de colada, en invierno también se reduce el engorro de enfundar y desenfundar el edredón semanalmente para que pase a ser sólo cada 15 días, con lo cual también te ahorras trabajo y también se reduce volumen de plancha. En definitiva, se simplifican las tareas domésticas y sobre todo se ahorra tiempo, que de eso nunca nos sobra.

Y tú ¿con qué frecuencia cambias las sábanas?

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario

#Nosin tu comentario!!! ;)