Evita las otitis de tu hijo en la playa o la piscina

martes, 19 de julio de 2016

Lo primero que cualquier padre debe hacer si sospecha que su hijo tiene algún problema de oído es acudir a un lugar especializado como pueden ser los centros auditivos.  Las afecciones más comunes son las otitis, pero no todas son iguales. Yo ahora tengo a mis tres hijos a remojo y con inmersiones a diario, por eso me preocupa que no cojan una infección de oído.


Qué es la otitis del nadador

La otitis del nadador es una otitis externa. Se produce una infección del canal auditivo que transporta sonido del exterior del cuerpo hacia el tímpano y la pueden causar varios tipos de bacteria u hongos. Es la más común en la época estival, pues por lo general ocurre en los niños que pasan mucho tiempo en el agua.

Si hay mucha humedad en el oído, se puede irritar, abriendo la piel del canal y permitiendo la entrada de bacterias u hongos. Aunque no es exclusiva de las personas que nadan, cualquier cosa que dañe la piel en el canal auditivo puede producir una infección.

Este tipo de otitis no es grave, es una otitis externa que no deja secuelas de pérdida de audición como puede ocurrir con la otitis media. Sin embargo, es bastante dolorosa, y ese es su principal síntoma. Si tú, como yo, has tenido una, sabes del tipo de dolor del que hablo. Así que si la podemos evitar mejor que mejor.


Cómo prevenir la otitis del nadador

Mi hija mayor ya tiene una edad en la que ella solita nota si se le ha quedado agua dentro del oído y se seca con la toalla e inclina la cabeza para que salga. Pero te voy a contar cómo puedes prevenir la otitis del nadador en los más pequeños.

Hay tres cosas que puedes hacer para que haya una buena higiene de los oídos de tu peque y evitar que se produzca daños e infecciones en sus oídos.

  1. Cuando tu hijo o tu bebé se baña en la piscina o la playa, después hay que secarle con cuidado los oídos utilizando una toalla e inclinando la cabeza hacia ambos lados para ayudar a que el agua salga de los oídos.
  2. No dejes que tu hijo se limpie los oídos solo para evitar que se haga daño.
  3. Nunca coloques objetos en los oídos de tu hijo, como por ejemplo los bastoncillos con la punta de algodón.

Cómo se trata la otitis del nadador


Si a pesar de tomar todas las precauciones, tu hijo coge una otitis del oído externo, esta debe ser tratada por un médico. Para aliviar el dolor, antes de que el niño vea al doctor, puedes utilizar el ibuprofeno como analgésico (el comúnmente conocido como Dalsy) que puede ayudar a que el niño se sienta mejor.

El tratamiento de este tipo de infecciones es tópico con gotas en el oído, pero no se pueden echar las gotas más de 7 días. Si no se trata, el dolor de oídos puede empeorar e incluso se puede extender la infección. Es importante que no entre agua en los oídos durante todo el período de tratamiento.

Mis hijos por ahora se salvan de las otitis, toco madera y seco sus oídos. Y tus hijos ¿han tenido alguna vez la otitis del nadador?

#Nosin tus comentarios 0

Publicar un comentario en la entrada

#Nosin tu comentario!!! ;)