La primera vez que tu hijo se pone enfermo (Con sorteo)

viernes, 15 de abril de 2016

Dejando aparte el tema de las vacunas, que es un mal necesario, ir a las primeras visitas al pediatra con nuestro bebé nos gusta. Estamos deseando que nos digan cuánto peso ha cogido, lo que ha crecido y que es un campeón y está fantástico. Parece que nuestro hijo crece con cada visita al pediatra.

La primera vez que se pone enfermo

Asume que tu hijo se va a poner malo

La primera vez que tu hijo se pone enfermo te sientes impotente y vulnerable. Piensas que tienes que defender a tu hijo absolutamente de todo, pero la realidad es que no puedes protegerle de todas las enfermedades. Si bien se puede prevenir mucho, que tu hijo se va a poner malo en más de una ocasión es algo inevitable y que hay que asumir.

Afortunadamente, la mayoría de las cosas que les pasan a nuestros hijos son contingencias comunes y poco graves, pero que igualmente nos preocupan. Y es que da mucha penita cuando tu hijo se pone con fiebre porque las vacunas le han dado reacción o se ha acatarrado o incluso peor aún, no sabes la razón. Te parece que puede ser algo vírico y sin importancia, pero como no eres médico tampoco tienes la certeza y no lo puedes asegurar, así que te preocupas y ante la duda... a urgencias.

Mamá con bebé

Es entonces cuando te gustaría tener un familiar o amigo pediatra  al que poder bombardear con hacerle todo tipo de preguntas, consultarle y saber si realmente merece la pena que vayas a urgencias o no. Además, a veces tienes suerte y ni siquiera es que tu hijo esté enfermo, es más alguna duda de crianza.

Enfermos de viaje o vacaciones

Tampoco te imaginas que tu niño se vaya a poner malo cuando te vas de vacaciones familiares. Porque si te lo imaginaras, no te irías, así que bendita ignorancia. Que sí, que te llevas su cartilla sanitaria e incluso medicinas por responsabilidad, pero con la clara convicción de no sacarlas de la maleta.

De repente, tus vacaciones idílicas se ven empañadas porque a tu bebé le han salido un montón de granitos por la piel y no sabes si es grave, hay que llevarle a que le valoren, ni dónde está el centro de salud. Así que lo que prometían ser unos días de tranquilidad y relax se convierten en unos momentos un tanto estresantes, para que al final sea algo como una simple sudamina.

Médico cuidando a niña

Tener línea directa con tu pediatra de cabecera

Pues bien, hay un servicio que es como tener un pediatra amigo de confianza, tupediatra24horas.com. Cuando tengas una duda puedes contratar su servicio Consulta Express te permite acceder a su equipo de pediatras a través de un chat privado desde tu móvil, tablet u ordenador. Tu consulta, se envía a la dirección médica para su análisis y posterior respuesta.

Pero si es tu primer hijo, el servicio Tu Pediatra First con preguntas ilimitadas durante 6 meses lo vas a amortizar y te dará seguridad y tranquilidad. Y si no es tu primer hijo, en realidad también. Las cosas cambian mucho de un niño a otro y además es que aunque parezca increíble, se olvidan. Pero si lo que quieres es tener a tu pediatra al otro lado del teléfono, tu opción debe ser el servicio 24H Plus+.


Una buena opción es regalar este servicio a tus amigos y familiares cuando son papás, y si eres pediatra o profesional de la salud, con más razón, así evitarás que te estén molestando preguntando cada dos por tres.

Pues bien, yo también quiero regalar salud, tranquilidad y bienestar, así que en la página de fans en Facebook de No sin mis hijos puedes participar en el sorteo de una suscripción a Tu Pediatra First.

Sorteo para fans TuPediatra24H

Tienes hasta el viernes 22 de abril para participar. El sorteo está limitado a España.

Y Tú ¿A quién consultas cuando tienes dudas de salud o crianza? ¿Qué te parece este servicio de atención médica?

Este artículo forma parte de la colección de artículos titulada "La Primera Vez".

#Nosin tus comentarios 6

  1. Esther Béjar Soleto15 de abril de 2016, 12:09

    Directamente a la pediatra.

    ResponderEliminar
  2. Pues llamo a su pediatra, que es en quien más confianza tengo. Un beso, Belén (mamá sin complejos)

    ResponderEliminar
  3. Depende como vea al niño... Si el asunto es serio a su pediatra.

    ResponderEliminar
  4. Tengo la suerte de tener dos amigas pediatras y mi prima también es pediatra! Cuando mi hijo era mas Bebé, las dudas de primeriza iban a ellas ;)

    Ahora que por suerte se pone malo en serio muy pocas veces, cuando nos toca algo mas complicadillo si acudimos a su pediatra directamente.

    ResponderEliminar
  5. Antes llamaba a mi madre!!!! Ahora ya, llamo al pediatra directamente para pedirle cita, que lo mejor es confiar en los profesionales!.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  6. A mi madre la primera y luego a un amigo que es médico, aunque no pediatra, jejeje

    ResponderEliminar

#Nosin tu comentario!!! ;)